Consonantes del inglés (1)

- 13 de agosto de 2019 - 00:00

El español y el inglés tienen muchas similitudes en vocabulario porque el inglés tomó mucho del latín y del francés. Además, hay sonidos similares. Como ambas lenguas usan el alfabeto latino, no es difícil encontrar parecidos. La letra C representa dos sonidos, como en el español americano: K (ante A, O, U) y S (ante E, I).

La letra B en inglés es igual al sonido B en español (letras B y V), considerando que en español cambia el sonido de B entre vocales (como ocurre en beber y vivir, ambas empiezan con una B como la del inglés, pero entre vocales se suaviza y no se topan los labios).

Lo mismo ocurre con la letra D, el sonido del inglés es igual al del español, excepto entre vocales. Tomen la palabra “dado” del español. La primera D es como en inglés “day” (día), pero nuestra D entre vocales  es como uno de los dos sonidos representados por TH en inglés (the, they, this, these). El otro sonido TH en inglés es como la Z madrileña (thank you).

La G, ante A, O, U tiene el sonido gutural de gato, como en “go”. Ante E o I, puede pronunciarse como en gato, “get” y “gift”, o puede ser como la J francesa /zh/ en “German” y “gin”. Hasta puede usar una U muda tomada del francés: “guitar”.

Ese sonido ZH es el que usábamos en Quito para la LL, en llover, hoy reemplazada por el sonido /y/. En Buenos Aires usan ese sonido /zh/ para pronunciar Y (zho por yo). Así se debe pronunciar el nombre del licor azuayo Zhumir, no con/sh/. Un sonido similar es el de la J inglesa, como en “jeep”. La F inglesa es como la del español estándar (no la del dialecto quiteño, que es como la del griego o la del quichua y se parece a la P, porque no es dentilabial sino labial).

La F inglesa es dentilabial sorda (sin vibración de las cuerdas vocales), mientras la V inglesa es dentilabial sonora (con vibración), un sonido que no tiene el español, aunque sí el portugués, el italiano y el francés. En alemán hay ese sonido, pero escriben con W. La Y inglesa es como la del español estándar, nunca como en Argentina. (O)