La Conaie y el covid

- 18 de mayo de 2020 - 00:00

Miwaguno es una comunidad Waorani en la parroquia Dayuma, al sur del Coca. Es necesario tomar un bus durante un par de horas y luego caminar más de 45 minutos para llegar allí. Cualquiera pensaría que su ubicación tan remota la aislaría del coronavirus. Pero una brigada del ministerio de Salud acaba de confirmar el contagio una lugareña de 21 años.

En cada familia Waorani conviven hasta cuatro generaciones, por lo que los adultos mayores quedan expuestos. Y, obviamente, una vez que el virus ingresa, la infección es más difícil de contener. En nuestra Amazonía no abundan las pruebas, escasean las ambulancias y el hospital más cercano bien podía estar a varias horas de viaje. El Hospital Francisco de Orellana, por ejemplo, tiene apenas 59 camas para medicina interna y 11 camas para cirugía general.

Si yo fuera el “segundo mandatario”, estaría jugando menos a la política e intentando blindar a los 14 pueblos indígenas de la pandemia, sobre todo a las comunidades recién contactadas del oriente. Don Jaime Vargas tiene la gran oportunidad de demostrar que puede ser un líder que construye y resuelve. Hasta hoy solo lo hemos visto en su faceta coercitiva, pero como es un campeón para ejercer presión y movilizar a miles, lo menos que espero de él es que ayude a empujar una gran minga nacional de salud en la zona rural.

El despliegue de la Conaie en conjunto con las brigadas médicas debería cubrir el mapa nacional. Hay casi una veintena de casos confirmados en comunidades Chachi en el norte de Esmeraldas y al menos un Shuara en la provincia de Zamora Chinchipe al sur del país. En Salasaca, en el centro de Ecuador, ya se llora al primer vecino fallecido. Se calculan unos 60 casos en la Amazonía.

El Fondo para el Desarrollo de los Indígenas de América Latina el Caribe advierte que existe el riesgo de “desaparición física o cultural” de varias comunidades y que al menos 200 de ellas ya están en aislamiento voluntario. La Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil contabiliza cerca de 100 muertos en 38 comunidades y en Estados Unidos la nación Navajo ya superó los 3.600 infectados.

El riesgo es real. La pregunta es si Vargas es el líder que nuestros indígenas necesitan. (O)

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP