¿Para qué un código de la salud?

- 28 de septiembre de 2020 - 00:00
Noticias relacionadas

Durante las últimas semanas se ha avivado la discusión en torno al Código Orgánico de la Salud (COS) que estuvo en debate durante dos períodos legislativos y que queda “congelado” a partir del día viernes que el ejecutivo lo vetó totalmente. Esta decisión ha generado una inmensa decepción en las personas que creemos que el Estado tiene que garantizar los derechos sexuales y reproductivos, proteger la vida de la mujer en situaciones de aborto y reconocer la diversidad sexual en toda su dimensión, pues el COS tiene algunos articulados en este sentido que se incorporaron a pesar de los grupos ultraconservadores del país. Sin embargo, es cierto también que el Código Integral Penal (COIP) y la Constitución ya establecen el marco normativo de garantía de estos derechos y que deberían desarrollarse con mayor amplitud de lo que propone el COS.

El país necesita reformar la estructura que regula el campo de la salud que también tiene varias normas dispersas a lo largo de la legislación. Lo que necesitamos como país es propender a un sistema público de salud de acceso universal garantizando fuentes de financiamiento, normando aspectos de la salud privada para generar puentes entre los dos sistemas. Esto quiere decir que no basta con declarar que la salud es un derecho humano fundamental y ni declarar que todos los ecuatorianos tenemos derecho a la salud, si no se propone un mecanismo de trabajo que converge las capacidades de los sectores público y privado este derecho quedará como siempre en una declaración.

Si tomamos como ejemplo la estructura del sistema de salud en España en que el 99% de la población tiene acceso a la salud pública se puede apreciar a lo largo de su territorio cómo se responde a esta necesidad dependiendo de la capacidad económica de las comunidades autónomas. Es así que Cataluña, un territorio muy rico se cubre el 40% del acceso a salud gracias al concierto entre los hospitales públicos y privados, mientras que en comunidades autónomas con menos recursos como Andalucía la cobertura se hace casi toda a través de hospitales públicos.

El modelo de salud para ser eficiente debe garantizar el acceso universal y también la libre elección, de esta manera las casas de salud se esfuerzan por dar el mejor servicio y ganar más pacientes por ende más recursos. La competencia es sana y aporta a conseguir mejores servicios. Tanto la normativa vigente en el país como el COS no incorporaron ningún criterio similar. Además, es un código altamente punitivo para el personal de salud, sanciones que ya contiene el COIP.

El instrumento en el que debería empezar a trabajarse inmediatamente debe ser un instrumento ágil y expedito que busque soluciones reales para la catastrófica situación de la salud en el Ecuador. ¿Algún candidato o candidata tiene propuestas para el sistema de salud? (O)

Medios Públicos EP