De Ciudad de México a Londres

- 03 de septiembre de 2019 - 00:00

Si hay algo intolerable es oír, en un vuelo interno, al piloto del avión decir: “Welcome to Guayaquil City”. En inglés solo se añade “City” al nombre de una ciudad, cuando se puede confundir con otra unidad geográfica. Tenemos “New York City”, diferente al Estado de Nueva York; “Mexico City”, diferente al país de México; Kansas City, una doble ciudad que está entre dos Estados, Kansas y Missouri; hay otras más como Texas City, Texas.

En el caso del Ecuador, solo las ciudades de Esmeraldas, Santo Domingo, Zamora y Loja podrían añadir City a sus nombres, para diferenciarlas de las provincias homónimas. La ciudad estadounidense de Miami (no Miami City) comprende varias municipalidades, una de ellas está en la playa.

Esa parte de Miami se llama Miami Beach. Por lo tanto, está mal hablar de Manta Beach, porque Manta es más que una playa, es un gran puerto marítimo y una ciudad importante. Un piloto debe hablar con corrección, aunque en lenguaje coloquial podamos bromear con Machachi Beach (las piscinas de la Güitig) o con Porky City (la calle de los chanchos hornados en Sangolquí).

En Londres, que es otro conjunto de municipalidades, tienen su propio código. “Greater London” reúne partes de cuatro condados adyacentes y dos ciudades: Westminster y Londres. Westminster es la sede del gobierno, de la monarquía y del turismo (todas las atracciones están allí); ahí están el Parlamento y los ministerios. Londres es el centro financiero de Gran Bretaña y se llama simplemente The City, la ciudad.

Ambas ciudades son el Oeste de Londres, la parte “pelucona” que habla el inglés BBC y donde está la sede del equipo millonario Chelsea. La parte Este es la popular, obrera, donde se habla el inglés Cockney, similar al de Australia y Nueva Zelandia. Más hacia el este está Greenwich /grén-ich/, a orillas del río Támesis, cuyo observatorio marca arbitrariamente el primer meridiano del mundo: cero grados de longitud. Lo increíble de Londres es que es la capital británica de hecho, no de derecho. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: