El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.4/Dic/2020

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

Ciencia, política y religión en elecciones

31 de octubre 00:00

“No es controvertido que Joe Biden y yo escucharemos a los científicos”, tuiteaba la vicepresidenciable demócrata estadounidense Kamala Harris. Algo que pareciera tautológico, tomando en cuenta que los gobernantes, deberían por regla ceñirse a ese principio para tomar decisiones que afecten a millones. De su lado, Jaír Bolsonaro autorizaba la importación de agrotóxicos chinos a su país, a la vez que se negaba a comprar vacunas chinas, así estén aprobadas por la Agencia Sanitaria brasileña.


Días antes, Juancho López, ganador del Gran Hermano Ecuador, residente de Florida, publicaba en Facebook, el riesgo del “socialista” Biden, en ese país. Juancho había sido candidato legislativo por el Partido Socialista Ecuatoriano en 2017.
¿Qué tendría en común esto? El investigador brasileño, Hugo Assmann en su libro “La Iglesia electrónica y su impacto en América Latina”, analizaba la adaptación del subcontinente en los 80's al modelo estadounidense de persuasión ideológica de iglesias evangélicas. Programas como Club 700, compró espacios televisivos que sanaban telemáticamente; y otros, a través de ondas hertzianas. Así bendecían agua colocada frente al transistor o “sanaban” tumores a golpe de clamas.


La fácil preminencia de la retórica religiosa apoyada en creencias, solo alimentó la fe, pero en nada la realidad social, frente al lento y a veces represivo sistema educativo. Esa retórica sumada a la retórica política está produciendo un coctel peligrosísimo que nos retrocede siglos, cuando el oscurantismo controlaba la sociedad, valido del poder de gobiernos y Estados, que negaban la ciencia.


Sucede en Estados Unidos en esta elección donde nuevamente se juega el fomento a la ciencia por un gobernante vehemente en mentir y fundar su imagen y discursos como falso predicador. En Brasil, que ha retrocedido décadas en derechos y desarrollo científico. Sucedió con Ecuador en el debate y veto al Código de Salud. Y, en el caso de Juancho, popular al visibilizarse gay en TV, hoy migrante latino seducido por esa mezcla retórica republicana de Calle 8, favorable a un gobernante negacionista, homofóbico, racista y antiinmigrante.