¿Qué nos garantiza que cumplan su palabra?

- 15 de marzo de 2019 - 00:00

¿Qué garantiza que los candidatos cumplan lo que ofrecen, que no nos engañarán ? Cómo confiar que jamás te insultará, golpeará o peor cometerá femicidio? ¿Qué asegura que van a devolver el dinero que prestan? Dice que la quiere, la ama, que jamás la abandonará, que estarán juntos “hasta que la muerte los separe”.

¿Qué asegura que no va a emborracharse, que no va a andar con drogas, que no va a volver a prisión? etc. Cuando nuestros mejores sueños se convierten en pesadillas hay que tomar medidas correctivas. No hay que esperar que se repitan de forma indefinida y lleguen a niveles totalmente destructivos. Recordemos la famosa frase de Einstein de que “locura es pretender cambiar haciendo lo mismo”. Lo más seguro es que continúe haciendo lo mismo.

En principio, en términos absolutos, nada garantiza que las personas cumplan lo ofrecido.

En términos relativos, lo que más se aproxima al cumplimiento de lo prometido es su trayectoria, sus antecedentes, la historia personal de lo que antes han realizado, los grandes hitos marcados en el sendero de su pasado. Si una persona ha hecho muy poco, lo más seguro es que seguirá haciendo lo mismo. ¿Cómo va a cumplir las altas metas que ofrece si antes hizo muy poco? No ha cultivado ni pequeños indicios de lo que ofrece hacer.

Lo más difícil para cualquier persona es cambiar sus hábitos, su estilo de vida. Las personas pueden cambiar si reconocen sus errores, si aprenden de sus errores y rectifican sus vidas, podrían pasar de ser personas ordinarias a extraordinarias. Se requiere de personas honradas que no tengan miedo de acercarse al fuego de las tentaciones de la corrupción, por tener rabos de paja, sino que aquel fuego los temple más como el hierro, así demostrarán su carácter, sus altos sueños y la proyección a la trascendencia los hará más valientes.

Se requiere de personas íntegras, que no se contradigan, que sean una unidad entre lo que sueñen, piensen, ofrezcan y hagan. (O)