El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.5/May/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Diego Salgado Ribadeneira

Cambio de rumbo

14 de abril de 2021 00:00

La noche del domingo 11 de abril, Quito salió a celebrar el triunfo electoral de Guillermo Lasso, en las calles de la ciudad se vivió un ambiente festivo, en paz, la gente gritaba ¡LIBERTAD! Al tiempo que flameaban el tricolor nacional y sonaban los pitos de los vehículos en señal de satisfacción.

Con el solo anuncio del triunfo del, hasta entonces, candidato Lasso, el “riesgo país” bajo más de 300 puntos.

El “riesgo país” es el indicador que mide la capacidad que un estado tiene para cumplir con el pago de sus deudas, este indicador es elaborado por el banco estadounidense JP Morgan. Mientras más alto sea el indicador, más crecen las tasas de interés el momento de endeudarse, tanto para las entidades públicas como para las privadas, es decir, el costo del dinero para ese país es más caro, algo difícil de entender para muchos que creen que las tasas de interés que un banco cobra por un crédito son fijadas por el dueño y no es así.

Con el triunfo electoral de la oposición ideológica al socialismo del siglo 21, los mandatarios de los países amigos, no tardaron en felicitar y desear éxitos al presidente electo, así como los directivos de los organismos internacionales publicaron sus intenciones de trabajar con el flamante Gobierno de los ecuatorianos. Estos hechos son señales muy importantes para las correctas y necesarias relaciones internacionales del Ecuador tanto en el ámbito diplomático, como en el comercial.

Los ecuatorianos necesitan de la inversión nacional e internacional para generar riqueza y con ella crear miles de puestos de trabajo digno y eso se logra con un Gobierno serio, respetuoso de los Derechos Humanos y del estado de derecho, lo que se conoce como seguridad jurídica.

En resumen, los ecuatorianos eligieron el domingo pasado por el cambio de rumbo, escogieron la ley, el orden y el respeto a la libertad. (O)