Bitácora de un guitarrero

- 04 de agosto de 2020 - 00:00

Fernando Jaramillo es un poeta, un cantautor y un guitarrero de larga trayectoria, de honestidad intelectual y de lucha y resistencia contra las injusticias de un sistema inhumano como el que vivimos en muchas partes del mundo. Con sencillez y modestia califica a su propia poesía como artesanal y callejera y, se autodenomina, siendo realmente un poeta, como un guitarrero que viaja por distintos caminos del país y de otros países con su guitarra al hombro. A este poeta de valía, compositor de valía, melódico de valía, la música le da la posibilidad de ser doblemente poeta. Poeta, por un lado, porque su poesía tiene un ritmo y una musicalidad muy propias. Y poeta, porque a su otra manifestación poética la de la composición musical, él, con su talento, le pone ritmo y música para realzarla.

Su vida literaria y musical se inicia desde muy joven. Comprometido con la lucha social por una mejor y más humana sociedad, ajeno a la venta y traición de principios, claro y decidido en su proyecto de vida, valiente en sus expresiones, armado hasta los dientes con su palabra, su música y su guitarra, alejado siempre de los círculos literarios oficiales o institucionales, nunca ha dejado de ser un exponente nítido de un sueño lúcido y concreto: tener otra Patria, justa, solidaria, libre de corrupción, con oportunidades para todos, sin pobreza, con apoyo a la cultura y, en especial, a los poetas y artistas populares discriminados siempre de la institucionalidad gubernamental. Construir otro mundo desde su pensamiento y desde su acción.

“/El hueso germinal florece/ Amapola urgente en los días de calcio/ancla bajo la piel/astilla el cauce/de la memoria viva/persiste en forma sustancial de barro/y viaja en su silencio brutal/
por un reloj de arena/…/¿tendrá una playa de sal/y partituras de agua musical?/…/¿acaso despertará en la noche/su ternura de azúcar?/…/la dócil vestidura de osamenta/marca en la era su ansiedad de arcilla/se deshace la dermis/argumenta su líquido el vacío/mientras un enjambre de sueños sin bandera/flamea la victoria/”

Alta poesía, erguida y vital para significar las cosas y los hechos, directa, cristalina y sabia, conmovedora en su mensaje para que la memoria no olvide. Poesía contundente. Gran poesía. No cabe duda, que Fernando Jaramillo es uno de los más importantes poetas ecuatorianos de este tiempo de oscuridad y desazón y, que todavía tenemos para largo su palabra, su música y su guitarra. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP