El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.1/Ago/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Simón Valdivieso Vintimilla

Aunque el juez…

17 de junio de 2021 23:45

Aunque el juez tenga mallete y toga, justicia que tarda no es justicia. La entrega de malletes a jueces de la Corte Nacional de Justicia ha levantado el avispero y con justa razón porque la realidad del sistema de justicia no es lo que los actores casa adentro “creen” sino la que vivimos en el día a día los ciudadanos y profesionales del derecho.  Sabio es el pueblo cuando dice que es lindo ver los toros de lejos.

La toga y el mallete son símbolos asimilados a la administración de justicia y que en nuestro país no han existido esa tradición por lo menos en todo el siglo 20, quizás en el siglo 19 estuvo establecido el uso de la toga, más no del mallete, eso es anglosajón, no ecuatoriano ni latinoamericano. Creemos en los símbolos pero acompañados de acciones, así la palabra toma fuerza y vigor cuando ésta no se divorcia de los hechos,  y cuando eso sucede la conseja popular dice que se trata de un saludo a la bandera.

Y es que pensar que la toga y el mallete curan las heridas de la deficiente actuación judicial, es una falacia, más suena a vanidad, pues vanidad de vanidades dijo el predicador.  Es una suerte de burlarse de los profesionales del derecho, quienes sienten los sinsabores de la incuria judicial y de un sistema que no responde a las necesidades de una sociedad en cambio.

Los  cambios que requiere la Función Judicial se los advierte escuchando a los actores sociales y uno de los insumos son las redes sociales, aunque resulte incómodo pero es ese espacio producto del avance tecnológico que nos permite expresarnos,  porque las denuncias escritas van al tacho de la basura y los derechos de los justiciable a la buena de Dios.

Lo que hace falta es que los jueces resuelvan  en audiencia, ya que la suspensión se ha convertido en la regla cuando debe ser la excepción, pues  suspenden la misma con el pretexto de “para formar criterio” y aquí parafraseando a Carrara vale decir que lo que no está en la audiencia no está en el mundo. En vez de mallete, expediente electrónico. Eso es pensar en la salud de la justicia ecuatoriana.

Contenido externo patrocinado