Aquello que se tiene de mandinga

- 09 de diciembre de 2015 - 00:00

Esta jam-session hace un préstamo a Justino Cornejo. Hay una toponimia desconocida en Esmeraldas, al menos para este jazzman, por desconocida misteriosa y por eso mágica o irreal. Timbiré, Tululbí, Wimbí o Cachaví, ¿cuál es su origen? Al menos se sabe que Viche (parroquia del cantón Quinindé) proviene del bantuismo bichi o bichu que significa: verde o demasiado tierno. Sin importar la grafía, porque el biche de pescado se prepara con el plátano ‘jecho’. El bambuco es una ligera modificación de bambuku tonada festiva de algunos pueblos de Camerún, mientras que bemba a más del ser el ‘nombre festivo de la boca’ hace mención a los labios en un idioma derivado del bantú (el lingala), mbemba. ‘Radio bemba’ equivaldría a la comunicación de boca en boca.

Esos toponímicos que mejoran el castellano académico al nombrar realidades culturales en su genuina esencia, tienen en el habla afroecuatoriana de Esmeraldas o del Valle del Chota bendiciones para el oído. Guandul se denomina a un fréjol inevitable en el bunde cotidiano de la gente del Valle y se deriva del bantuismo guandú, pero bunde no solo es la pitanga también “fue el origen de todos estos bailes de tambor que cubren el área de Colombia y Panamá”, según Manuel Zapata Olivella. Lindberg Valencia clasifica a la música esmeraldeña como bambuquiao (en compás 6/8 cadenciado), bunde (compás 4/4), mapalé (compás 6/8 frenético) y así por el estilo.

Bomba, que es el tambor marcador del ritmo en la música negra andina llamada de la misma manera, pero es un baile acompañado de canto en regiones de la costa occidental de África, bongo es canoa, bongó es otro tambor y burundanga es cosa sin valor todo ello en el habla original. El guarapo, bebida de zonas rurales de Esmeraldas, es derivado ngwala o sea ‘bebida alcohólica’; de allá viene guarearse o estar ‘guaro’ (borracho). Y cierta gente juma se pone bien chévere, bantuismo compuesto de che y égberi, resulta algo así como ‘gente con la frente en alto”. Chichigua palabra jututa esmeraldeña significa cosa de poco valor y proviene de chechewa.

Ganga, fonema de mucho uso en diciembre podría derivarse de ngangu ‘habilidad’ o ‘viveza’. Por acá guasá es un instrumento musical idiófono de la orquesta de marimba y en idioma hausa denomina a un canto mediante el fonema wasa. Marimba es otro bantuismo, palabra compuesta, nombra al instrumento musical de la costa pacífica colombo-ecuatoriana. De la música a la gastronomía. La rellena de Esmeraldas (o caldo de manguera) es un plato a base de mondongo, voz derivada de ndongo que significa estómago y por extensión a las entrañas del animal. Ese plato no es ninguna mojiganga (fiesta de disfraces para ridiculizar) y al manducante le exige ñeque estomacal. Ñeque viene de ñequé ‘persona en estado pasivo’, por acá es exactamente al revés.

Cierre con sandunga, de ndungu pimienta brava o picante y estas líneas superan el perendengue (adorno de poco valor) de algunas mentes y proviene de ndeñgue. (O)