El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.19/Abr/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
José Gonzalo Bonilla

Ahora nos vamos solitos a la m

10 de febrero de 2021 00:00

Inicio este artículo pidiendo dispensas y disculpas si algún lector se siente ofendido con el título. Para ello, Enrique Anderson Imbert, escritor argentino, de inicios del siglo pasado, decía que no hay malas palabras sino mal utilizadas.

No encuentro adjetivos más suaves para calificar lo sucedido en las últimas elecciones. No puedo entender, que el país haya estado a punto de dar el triunfo en la primera vuelta al partido que organizó y administró el saqueo más grande de la historia del Ecuador. De no haber sido por la distracción de los subalternos taurinos que distrajeron a los electores para que no voten por Arauz, era muy probable que se llevaran rabo y orejas. Debemos estar agradecidos con esos subalternos que distrajeron la votación del correísmo. Esos son la Izquierda Democrática, Avanza, Justicia Social, Fuerza Ecuador, el partido de Daniel Mendoza y otros más pequeños...

Quiero ensayar a modo de hipótesis, que el candidato Guillermo Lasso, fue una construcción o invento generado en el mismísimo corazón del correísmo. Esta tesis ya la describe Maquiavelo en su obra El Príncipe. Habiendo otros contradictores más briosos, construyeron como el único y el más fuerte oponente al gobierno de Rafael Correa. Sin tener nada que ver en el feriado bancario, metieron en la cabeza de la gente que era uno de los responsables de esta página negra de las familias ecuatorianas.

El correísmo está seguro de que cuando suba Lasso al tinglado para el segundo round, tan solo con el membrete de banquero, entrará nocaut. Dicen que aún no han perdido las esperanzas y hasta han festejado en un lujoso resort de la Florida… Para cuando se publique este artículo, es muy probable que el contenido de las actas con inconsistencias en el Guayas, podrían adjudicarle el segundo puesto a Guillermo Lasso. Y ahí comenzará nuevamente la espiral de venganza, retaliación y odio.

Ya crearon de Lenin Moreno la imagen del responsable de la crisis económica. Ahora, para las elecciones, tendrían al candidato de CREO. Para eso sirve construir un enemigo que canalice todas las atrocidades cometidas por el correísmo.

Desde los graderíos estarán para apoyar, los candidatos de la lista 35: La cuestionada exfuncionaria gubernamental Ximena Peña y el operador de la persecución a la prensa con la Ley de Comunicación, Patricio Barriga. Junto a ellos estarán también Rodrigo Borja y su candidato Javier Hervás apoyando al correísmo con el silencio habitual.

Muchos ciudadanos votaron por Guillermo Lasso como la única y más fuerte opción contra el correísmo. De haber conocido que había otra candidatura como la del doctor Yaku Pérez, otro hubiera sido el cantar.

En abril, de pasar a segunda vuelta el candidato indígena, escogeremos entre la dictadura narco socialista y una opción democrática.

Está en nuestras manos no irnos solitos a la m..

Te recomendamos

Las más leídas