África a la final del Mundial

- 12 de julio de 2018 - 00:00

La disputa futbolera entre Francia y Bélgica estuvo, en sus inicios, representada en el cómic: un cándido Asterix frente al aventurero Tintín y su infaltable perro fox terrier llamado Milú. Esa raza era utilizada para hacer salir a los zorros de sus madrigueras. Los ingleses, mientras imponían sus colonias y consolidaban su imperio, pusieron las reglas del fútbol. Francia y Bélgica tenían también posesiones coloniales en África.

Acaso el fútbol muestre hoy en día una realidad poco apreciada: los jugadores hijos de las excolonias nutren a esas selecciones cuyos gobiernos se enfrentan al dilema de la migración, cuando el Mediterráneo se llena de pateras mientras crean eufemismos como plataformas de acogida por no decir campos de refugiados.

Así se lee en el portal de CNN: “En Francia, de los 23 convocados que fueron a Rusia, 14 son de origen africano. En Bélgica, de los 23, 8 son de ascendencia africana. Varios de los jugadores de Inglaterra tienen origen jamaiquino y otro tiene nacionalidad nigeriana”. Veamos algunos casos.

Presnel Kimpembe, con doble nacionalidad que incluye la congoleña; Samuel Umtiti, nacido en Yaoundé, Camerún; Paul Pogba, aunque nació en Lagny-sur-Marne, Francia, tiene ascendencia y nacionalidad de Guinea por sus padres; Kylian Mbappé, la revelación del Mundial, tiene ascendencia camerunesa; Ousmane Dembelé nació en Vernon, pero su papá es de Malí y su mamá de Mauritania; Corentín Tolisso tiene nacionalidad de Togo; N’Golo Kanté vio la luz en París, pero también tiene nacionalidad maliense; Blaise Matuidi, aunque nació en Toulouse, tiene nacionalidad angoleña; Steven Nzonzi es congoleño; Steve Mandanda, el arquero suplente, es de Kinshasa, Congo; Adil Rami tiene ascendencia marroquí; Nabil Fekir se negó a jugar por su Argelia porque nació en Lyon; Djibril Sidibé, con ancestros de Malí; Benjamin Mendy es franco-senegalés.

Dejemos a un lado a los de Bélgica que están eliminados. Si gana Francia, es como si triunfara también África. ¿Y si en la próxima patera llega un futuro crack de piel de ébano, acompañado de un perro mestizo? (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: