La administración en el Ecuador

- 25 de septiembre de 2019 - 00:00

En la contemporaneidad, la habilidad de administrar pasa a constituir un saber fundamental en la creación de un nuevo orden institucional y, a la vez, en la producción y redistribución de riqueza.

La administración se transformó en una de las funciones más estratégicas de la sociedad moderna: a través del ejercicio de gestión, se establecieron nuevas relaciones de producción, de trabajo, y la inserción de las personas en sus comunidades. Los que estudian y practican la administración llenan una función social relevante y de grandes posibilidades de contribuir para el progreso social y económico.

En el estudio de la teoría administrativa en general concurren varias escuelas o corrientes de pensamiento. Unas han puesto énfasis en el carácter normativo de la administración, ya que consideran que las instituciones y funcionarios tienen que someterse a un conjunto de normas jurídicas; otras han establecido una simetría entre administración, gerencia y gobierno; otras ven a la administración como sinónimo de productividad.

Estas explicaciones son insuficientes para aprehender los procesos organizacionales, ya que enfocan su efectividad y eficiencia desde una perspectiva reduccionista, que se desentienden de contextos sociales, económicos y culturales, tanto en su génesis como en sus manifestaciones actuales.

La reflexión de las “viejas” y “nuevas” teorías administrativas, incluyendo las recientes “panaceas” gerenciales, intentan presentar la existencia de espacios de discusión y creación del conocimiento en las organizaciones. Como campo de conocimiento, la Administración en Ecuador necesita evolucionar de la misma manera: conquistar paulatinamente su singularidad científica propia, consistente con las necesidades de las organizaciones del país, sean públicas o privadas.  

Desde la creación de la primera escuela de formación en administración 1958 en la Universidad Central del Ecuador la búsqueda de autonomía en la formación a la realidad ecuatoriana es necesaria. Más aún que el más alto porcentaje de alumnos cursan estudios de pregrado y posgrado en la universidad de nuestro país en el campo de la administración. La administración crea resultados óptimos en todas las actividades de la sociedad y es una necesidad. (O)