Las tiernas tortuguitas

- 09 de septiembre de 2019 - 00:00

Huyan, corran, no se dejen alcanzar por la erística. Esa vieja forma de discurso que busca convencer a través de su arma secreta: la descontextualización.

¿A qué público va dirigido? Al de los críos. ¿Cómo funciona? Sencillo, debes utilizar el siguiente silogismo lógico: Paso 1. La premisa mayor se la narra completa; Paso 2: Les haces creer a los niños que no hay premisa menor; Paso 3: La conclusión es igual a la premisa mayor. ¿Ven que fácil? Esto, hijos míos, se llama error de inferencia. Pongamos algunos ejemplos:

Discurso honesto A: Premisa 1. Esteban roba medicamentos de una farmacia; Premisa 2. Esteban es diabético y si no se inyectaba insulina en ese minuto, moría; Conclusión: Estamos ante un caso de estado de necesidad.

Discurso deshonesto A: Premisa 1. Esteban roba medicamentos de una farmacia; Premisa 2: La ignoras; Conclusión: Esteban es un ladrón.

Discurso honesto B: Esteban apuñala y mata a Luis Fernando; Premisa 2. Esteban se estaba defendiendo, pues Luis Fernando lo intentó apuñalar primero y este fue el medio idóneo para repeler la agresión; Conclusión: Estamos frente a un caso de legítima defensa.

Discurso deshonesto B: Esteban apuñala y mata a Luis Fernando; Premisa 2: La ignoras; Conclusión: Esteban es un asesino.
¿En qué se diferencian los discursos honestos de los deshonestos? En que en los primeros entregas la información completa, mientras que en los segundos suprimes los datos que te resultan incómodos para manipular la conclusión. Sencillo, ¿verdad?

Algo exactamente igual sucede cuando tiernamente comparas a una linda y lenta tortuguita, o a un tierno y bello piquerito patas azules, con un dulce e inocente embrión, porque es muy sencillo colocarlos como premisa mayor, suprimiendo la menor: omitir mencionar que la mamá tortuga y la mamá piquero no fueron violadas.

Queridos lectores, antes de entrar a la temática del aborto por violación, procuren no dejarse confundir por quienes suprimen a la mujer violada de la ecuación, porque ya ven lo que pasa con la conclusión. Igualmente, antes de buscar referentes, procuren buscarlos en 2019 y no en el Medioevo. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: