Hamilton: ¡Esta vez sin errores!

15 de noviembre de 2011 - 00:00

Inesperado guión para el desarrollo del Gran Premio  de Abu Dabi, decimoctava y penúltima fecha de la temporada 2011 de Fórmula 1, no  solo porque el que ganó fue Lewis Hamilton y no Sebastian Vettel, sino porque el nuevo bicampeón mundial no terminó la carrera, de hecho abandonó apenas en la 2da. curva, luego de la señal de partida, debido a que de manera inexplicable un neumático se le pinchó, provocando un irremediable trompo que Vettel no pudo controlar, pero que además le significó la rotura de un brazo de suspensión en su Red Bull.

En otras palabras, “ya era hora” que algo  no le saliera bien a Sebastian que ha tenido, como ya lo hemos comentado anteriormente, un año prácticamente perfecto, en que todo ha jugado siempre a su favor, en que nada le jugó en contra.

Sí, claro, ahora falló algo importante, pero cuando el título ya ”está en el bolsillo”, pero antes de eso corrió con una suerte envidiable, la cual,  sumado a su extraordinario talento y a “tener entre manos”  el mejor auto del paquete, hizo del joven piloto alemán una máquina de ganar carreras en esta temporada 2011.

Este ha sido el primer abandono de Vettel en más de un año (el último fue en Corea del Sur 2010), y es la primera vez en 19 Grandes Premios que un Red Bull no está en el podio, puesto que Mark Webber terminó apenas 4to. detrás de los dos pilotos de McLaren y del Ferrari de Alonso.

Hamilton fue el ganador  y con sobra de merecimientos, tras una carrera impecable sin cometer el más mínimo error, uno de aquellos que tantos reveses le ha traído al campeón 2008 en esta temporada, seguido de un soberbio

Fernando Alonso, que como siempre le “exprime todo el jugo” que puede a su Ferrari  para terminar en 2do. puesto, por delante de un menos espectacular Jenson Button, quien ha completado el podio a pesar de los problemas con el funcionamiento  del KERS en su McLaren.

Aunque suene poco probable, Alonso eventualmente pudo  haber tenido alguna posibilidad  de pelearle la victoria  a Hamilton, pero su equipo mecánico conspiró para que eso no sucediera, ya que en las dos detenciones  en pits para cambiar llantas, el trabajo de los mecánicos  de Ferrari fue más lento que el de los de McLaren; de hecho, la diferencia entre los dos punteros era de solo 3 segundos  antes  del segundo  reabastecimiento, para pasar a 5 después de la segunda detención.

Y  lo mismo sucedió con Massa, que de 3ero. pasó a ser 5to., luego de la mencionada 2da, y última parada de boxes, 2da. para la gran mayoría  con algunas excepciones  como la de Webber, que debido a una lenta primera detención que le costó perder una posición con Massa, optó cambiar sobre la marcha  a una estrategia de 3 detenciones.

Pensaba utilizar  el compuesto duro de neumático solo en el final, tanto así que el 3ro. y definitivo cambio de llantas, el piloto australiano lo realizó en la mismísima última vuelta, para cumplir con el reglamento  que obliga a utilizar los dos compuestos de llanta disponibles, durante el desarrollo de la competencia.

Como resultado, Webber solo pudo consolarse con el 4to. puesto final que bien pudo ser el 5to. de no ser por un trompo de Massa  que le hizo perder tiempo, por lo tanto, la posibilidad  del 4to. lugar.

Con esta victoria, Hamilton sumó la tercera del año, luego de las conseguidas anteriormente en China y Alemania, y la 17ma. en F1. Sin embargo,  una victoria que no le es suficiente al piloto británico  para luchar por el subcampeonato  que a una carrera solamente del final  de la temporada  (Brasil dentro de 12 días) tiene a Button, Alonso y Webber  con opciones de ser segundos. Los 3 pilotos están separados por 22 puntos, cuando apenas quedan 25 en juego, por lo que sin duda que el más opcionado es Button.

Volviendo con Vettel, si bien  el récord de 14 “pole positions” en una sola temporada que mantenía Nigel Mansell desde 1992,  el joven piloto alemán ya lo igualó y todavía  tiene una oportunidad de superarlo absolutamente en la última carrera del año en Brasil, con  este revés en Abu Dabi lo que ya no  podrá igualar son las 13 victorias en un solo campeonato obtenidas por Michael Schumacher con su Ferrari,  en 2004; si gana en Sao Paulo solo habrá llegado a 12 carreras ganadas.

De todos modos, lo conseguido hasta el día de hoy por Vettel es extraordinario y seguramente que en sus manos seguirán “cayendo” otras marcas más,  que ahora  quizás parecen impensadas;  eso sí, para eso deberá tener siempre  un auto de punta,  de lo contrario, ¡imposible!

Últimas noticias
Medios Públicos EP