Marcelo 'Tommy' Moya: "Iorio desarmó Almafuerte como lo hizo con Hermética, sin dar la cara a nadie"

- 22 de marzo de 2018 - 00:00
Durante su concierto en la Concha Acústica el viernes pasado, Malón interpretó cinco temas de Hermética, los cuales emocionaron a los asistentes.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

El histórico mánager de la trilogía de bandas (incluida V8), que dio lugar al metal pesado argentino, habla sobre Ricardo Iorio, uno de los compositores y letristas referenciales del rock en español. Moya cuestiona que el artista aparezca más en televisión, cuyos espectadores “quizá no entiendan su mensaje”.

Si aceptamos que los grupos más representativos del metal argentino son V8 (1979-1987), Hermética (1987-1994) y Almafuerte (1995-2016), también hay que admitir que el exbajista y cantante Ricardo Iorio formó las 3 agrupaciones y en esa empresa lo acompañó Marcelo ‘Tommy’ Moya, como productor y coordinador.

Este promotor ha visitado un par de veces Ecuador, una de ellas fue hace 10 años, junto a Ioro. Sobre ese show -realizado en los patios de la exFactory- recuerda que tuvo inconvenientes, que se esperaba una suerte de reivindicación, con otra visita, pero es menos posible ahora que Almafuerte se ha separado.

“Ricardo está haciendo covers en sus shows –dice Moya al otro lado del teléfono, en Buenos Aires–, versiones de sus anteriores bandas. Parece que ya no compone más, agarra temas de otros autores y -yo, en verdad- no trabajaría con alguien que se contradice... es mejor seguir el camino por el que se ha iniciado. Hay una gran amistad con él, pero yo amo el metal: me interesa más Tren Loco que es muy actual y positivo”.

Pese a que la asistencia que tuvo Almafuerte en Quito fue de un par de centenas de espectadores, en Argentina llenaba estadios (al de Newell’s Old Boys convocó a 23.500 personas), algo que empezó a hacer Hermética.

La banda solista de Iorio (conformada por Walter Martínez en batería, Alejo Lean y Rubén Martínez en guitarras, Facundo Lean en bajo y Johana Giego en teclados más otros que se integran en partes de cada concierto) tiene asistencias mucho menores y Moya cree que faltan varios años para que su audiencia crezca.

“La gente que lo va a ver ahora es nueva, es la que conoce a Ricardo por televisión. A nivel de heavy metal, la música que hace se ha desvirtuado por esas cosas”.

En cuanto al motivo que separó a Almafuerte -tras haber producido 8 discos de estudio-, Moya explica que Iorio, el principal compositor, armó otra banda “y no dijo nada; nos quedamos como se quedó Hermética cuando él decidió agarrar y no dar la cara. Nadie se iba a oponer a que siga con un proyecto solista, pero hubiera sido hermoso despedirnos de toda la gente que nos siguió en todas partes”.

Los shows de Almafuerte eran solicitados en Brasil, Chile, Uruguay y Ecuador. “Nos dolió que no se comunicara con nosotros porque con el guitarrista (Claudio ‘Tano’ Marciello) estuvimos siempre con el grupo”.

Marciello, instrumentista destacado, puso en marcha CTM; el bajista Beto Ceriotti armó Drenaje y el baterista Bin Valencia también actúa con otro grupo, Cirio. El mánager Marcelo Caputo, quien vino a Ecuador con el cuarteto, también dejó de trabajar con el cantante.

El fin de semana pasado, Malón (formada en 1995 por 3 exintegrantes de Hermética) interpretó 5 temas compuestos por Iorio, confirmando que estas bandas son referentes en el metal de la región. “Muchos dicen que Hermética fue la mayor banda del heavy metal argentino, por sus letras, el mensaje que llegaba a la gente; pero V8 fue la primera, fundamental”, dice Tommy Moya.

En 1983, el grupo con nombre de motor de 8 válvulas sorprendió a los españoles Barón Rojo (que por entonces había llegado de Londres, Inglaterra) al presentarse con ellos en Buenos Aires. Y, en 2001, Barón hizo una versión de ‘Parcas Sangrientas’ para el Tributo titulado V8 No murió.

La discografía en vinilo de la banda de Iorio y Osvaldo Civile es una reliquia en Argentina pese a que hubo reediciones. Y Hermética se proyectaba como una banda masiva para la cual era verosímil tener el público que ahora posee Malón, que ha llenado varias veces el Estadio Malvinas Argentinas, con aforo de unos 11 mil espectadores.

En el Festival Monsters of Rock de 1993, en el Estadio Monumental de River Plate, Hermética se presentó antes de Slayer, Black Sabbath y la banda de cierre, KISS. De esa jornada, Moya y el guitarrista Antonio Romano recuerdan que hubo gente que dejó el lugar luego de escuchar a los argentinos. De los cien mil que entran ahí debieron haber salido unas 20 mil, sonríe el productor, “el cariño que le tenían a ‘la H’ era muy grande”.

Ahora, Marcelo ‘Tommy’ Moya trabaja con Tren Loco –banda que lleva 28 años sobre los escenarios y que es muy conocida en Ecuador–, pero también fundó Horcas hace 3 décadas con el fallecido guitarrista Osvaldo Civile. “Me siento feliz en Tren Loco porque es otra banda que tiene mensaje. No es tan argentina, sus temas son para el mundo y más para los hermanos sudamericanos, para todos”. (I) 

Trilogía metal pesado argentino

Ricardo Iorio

Foto: cortesía / Ismael Lalli

Cantautor, letrista y fundador de V8, Hermética y Almafuerte, con los cuales compuso 14 discos. Ahora integra un grupo con su nombre. Ha publicado los títulos solistas Peso argento (con el bajista Flavio Cianciarulo; Resiste Records, 1997) Ayer deseo, hoy realidad (Dejesu Records, 2008) y Tangos y milongas (DBN, 2014).

Marcelo ‘Tommy’ Moya

Foto: cortesía / Tommy Moya Junior

Es productor discográfico y fue el mánager histórico de V8, Hermética y Almafuerte. Sostiene que el público actual de Iorio está compuesto por personas que “no entienden el mensaje de estas bandas”. Gestiona MTM Prod. Records, sello que ha producido a bandas como Hammer o Vorax, del baterista Walter Martínez.

Antonio ‘Tano’ Romano

Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Guitarrista y compositor en Cerbero, Hermética, Malón, Razones Concientes (sic) y Tano Romano. Perdió el contacto con Iorio a mediados de los noventa y, pese a un leve encuentro en 2010, no se han comunicado. Cree que “a la gente no le importaría lo dicho si algún día Ricardo vuelve a estar con ‘la H’, con quienes tocó”.

Gustavo Rowek

Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

Baterista de V8 y Rowek, banda que formó junto al guitarrista Sergio Berdichevsky, con quien coincidió en Rata Blanca. Sobre la reunión de V8 que hubo en 1996 –Civile, Zamarbide y Roldán–, contó que “Iorio había quedado prisionero de sus palabras, de lo dicho y (le confesó) que por eso no grabó en el disco Homenaje”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: