Blitzkrieg, el poder de una guerra relámpago

- 04 de mayo de 2018 - 00:00
Ken Johnson y los suyos durante su debut en Quito, en noviembre de 2015. La Casa Pukará fue el lugar donde dieron su show ante un centenar de fans.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

El quinteto inglés vuelve a las giras con el disco Judge Not!, publicado el 27 de abril y que reseñamos como Disco del mes. La banda ya ha visitado el país.

En un mundo donde prima la rapidez y en el que lo viral se constituye como fenómeno de masas, todavía es posible encontrar obras musicales cocinadas a fuego lento y destinadas a ser engullidas por pocos pero selectos paladares metaleros. Abril de 2018 fue, sin dudas, un buen mes para estar vivo; grandes producciones discográficas adornaron el posmoderno panorama metalero.

Entre ellos destaca el ansiado regreso de los geniales A Perfect Circle con un inspirado Eat the elephant; las potentes y rockeras placas de Bonfire, Black Stone Cherry, The Dead Daisies, Gus G o Ross the Boss; los inspirados cortes clásicos de Riot V y Kobra and the Lotus o las oscuras y cavernosas melodías de Aura Noir o Cremeatory.

Pero, entre tanta parafernalia metálica, el disco que más ha sorprendido este mes es el poderoso Judge Not! de los incombustibles Blitzkrieg. 38 años han pasado desde que esta mítica banda británica se formó en los suburbios de Leicester y todavía auguramos algunas giras más para Brian Ross y los suyos.

Hablar de Bliztkrieg es nombrar a una de las más importantes figuras dentro del panorama metalero de la Inglaterra de los años 80 del siglo pasado. Con un disco perfecto a sus espaldas  –el inmejorable A time of changes, 1985- estos ingleses han sabido envejecer dignamente.

Su carrera, aunque con altibajos, es el reflejo del movimiento que ha pasado a la historia con el nombre de New Wave Of British Heavy Metal - N.W.O.B.H.M. (Nueva Ola del Heavy Metal Británico) y Judge Not! es una placa consistente y poderosa, no apta para paladares melosos y tiernos; se trata de heavy metal de la vieja escuela, bien construido, áspero y consistente.

Después de una majestuosa introducción, que parece sacada de una película de horror, las guitarras de Ken Johnson y Alan Ross abren el disco con la soberbia “Who is blind” en la que la banda demuestra que aquello de la moda, para ellos, es una estupidez. Contra todo pronóstico, el metal tradicional sigue sonando tan agresivo y brillante como en sus orígenes. Los cortes lentos dan un respiro, aunque han sido colocados al final del disco.

“Falling into darkness” sorprende con una atmósfera doom bastante oscura y “With out you” es la necesaria balada que quiebra el frenético ritmo de un disco que parece sacado del infierno.

El bajo preciso de Huw Holding demuestra su valía y pertinencia en la majestuosa “All hell is breaking loose” donde la banda combina su poderosa sección rítmica con la majestuosa voz del mítico Brian Ross.

Mientras escribo estas líneas recuerdo las soberbias presentaciones de Ross en Quito, tanto con Blitzkrieg como con Satan, ambas muestras de un estilo musical que rozó la perfección absoluta. Ninguna canción de Judge Not! desmerece al material previo; de hecho, cortes como “Angels or demons”, “Forever is a long time” o “Wide legged and headless” solo demuestran la brillantez de una banda que sabe combinar, británicamente, sus letras con sus impresionantes andanadas metaleras.

El single ‘Reign of fire’ es una declaración antibélica en la que la banda toma partido en los debates políticos del mundo contemporáneo.

De este tema han hecho un modesto video que puede observarse en YouTube y en otras plataformas. El mensaje de este tema y del disco es claro: el metal también es música para pensar.

Este quinteto inglés nos ha dado una gran sorpresa este 2018. Esperamos, de corazón, volver a estrechar sus manos y sentir su poder en vivo. Si eso pasa, no habrá que perdérselo.

Noviembre de 2015: La llegada de Blitzkrieg a Quito
Fue una noche de viernes lluviosa, ante un centenar de personas en un escenario que no debería servir para conciertos de grupos tan connotados: Sueño Eterno, Soul Steele y los de Leicester.

El vocalista Jess Cox, fundador de otra agrupación clásica de la N.W.O.B.H.M., Tygers of Pan Tang, dio un repaso a la vigencia del disco Wild cat (1980), con los instrumentistas de Blitzkrieg como apoyo, antes de que Brian R. mostrara el buen estado de su voz. Los estelares presentaron la edición del 30 aniversario de su A Time of Changes en una noche inolvidable, con modales ingleses y energía británica. (O)   

Disco del mes

 Judge Not!

El sello de esta placa es Mighty Music. Participan en ella el cantante Brian Ross, los guitarristas Ken Johnson y Alan Ross, el baterista Matt Graham, el el bajista Huw Holding (que, en 2015, no llegó a Ecuador porque las 4 cuerdas estaban a cargo de Bill Baxter). Las 500 copias del Vinyl EP Reign of fire llevan el arte de Lee Murphy como portada y contienen un tema exclusivo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: