Black Sun y Hemisphery, las semillas que Firewind sembró en Ecuador

- 10 de marzo de 2018 - 00:00
El ‘guitar hero’ Gus G. frente al centenar de personas que se apostaron en la platea del Teatro Demetrio Aguilera Malta para ver a Firewind, el viernes 2 de marzo. Hace casi 7 años, el músico visitó por primera vez Ecuador para presentarse junto con Ozzy Osbourne en Coliseo Rumiñahui.
Fotos: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

Los autores del disco The Puppeteer tuvieron la doble colaboración del cantante alemán Henning Basse en estudio; mientras que el quinteto tras Synthesis producirá su nueva obra con asesoría del guitarrista griego Bob Katsionis.

El Teatro Demetrio Aguilera Malta fue escenario de un concierto de power metal. El debut del quinteto griego Firewind en Ecuador se dio ante 120 personas, el viernes pasado, y sus acompañantes en escena fueron dos grupos nacionales del género, Hemisphery y Black Sun. Aquella noche hubo complicidad entre bastidores, pues los músicos han trabajado juntos y los seguirán haciendo.

El cantante alemán Henning Basse había acompañado a los guayaquileños Black Sun en el tema ‘Metally Ill’ (produjo el disco Dance of Elders en Hamburgo, 2007) y trabajó en su última placa luego de llegar a Guayaquil y cantar en ‘Vain’, el año pasado. El grupo fue invitado a participar en la gira Immortals que los llevó a Querétaro, Ciudad de México, San Salvador y Guatemala como teloneros de Firewind, que integrael guitarrista Gus G.

El sábado 24 de febrero, el disco The Puppeteer (2017) fue presentado en el Metal México Festival, donde el cantante Anton Darusso, de la banda costarricense Wings of Destiny, acompañó a Black Sun en la canción ‘Vain’. Después, Chemel Neme ‘devolvería el favor’ al tomar el micrófono de los centroamericanos para ‘Angels & Demons’ (tema que grabaron junto con Fabio Lione en el disco Kings of Terror).

Las cuerdas del grupo guayaquileño Black Sun: Christopher Gruenberg (guitarra), Carlos Julio Paredes (guitarra) y Santiago Salem (bajo).

Tras el cierre de Firewind, afuera del auditorio R&R, un grupo de seguidores de los ecuatorianos hicieron que la banda firmara un parche de batería al que le habían puesto su logotipo, recuerda el baterista Nicolás Estrada, quien ha dejado de prenderle fuego a sus platillos, como acostumbraba.

En Quito, en cambio, el presente fue una bandera que pintó el diseñador Blas Guerra con los integrantes de Firewind alrededor de un monumento que llevaba la inscripción "Half of the Word" bajo la réplica de la tapa del disco Immortals, insignia que Gus G y Basse mostraron al público antes de colgarla sobre un par de amplificadores.

La de la soprano Tatiana Gorritti fue una de las voces que se sumó a Black Sun, en ‘Let Me Be’, el que fue el primer single de The Puppeteer, obra en que la cantante finesa Netta Dahlberg los acompañó en Sonic Pump Studios.

La convivencia de estas bandas incluyó una visita a Ciudad Mitad del Mundo, un meet & greet con los integrantes del cartel y el festejo del cumpleaños 30 del baterista belga Johan Nunez, quien vive en Madrid y ha remplazado a Casey Grillo en Kamelot.

El cantante Roberto Peñafiel es la voz de Hemisphery, banda que terminó su presentación antes de Black Sun con “Carry on”, de Angra, como tributo.

La canción ‘Robert the Doll’ contó con el performance del barítono Olmes Nogales interpretando al creador del muñeco que Black Sun presentó en escena. El show de esta banda fue grabado y el material será editado en videos que están próximos a publicarse, como recuerdo de la gira que los guayaquileños han hecho Firewind.

Hemisphery, por su parte, presentó los temas de Synthesis, disco que está cumpliendo dos años y al que le seguirá una obra (Virus) que producirá Bob Katsionis. El tecladista y guitarrista de Firewind mantiene el sello Symmetric Records, en Grecia. Cuatro de los temas ya están compuestos, cuenta el baterista Wilson Nazca.

“Nos gusta la música de Katsionis; grabaríamos aquí y la producción se haría en Brasil y en Europa”, dice el músico. Hemisphery cuenta con el regreso de Miguel Patiño al bajo. Este cofundador de la banda conforma una potente puesta en escena junto con Nazca, Miguel Ángel Soto en la guitarra, Diego Cevallos en el teclado y Roberto Peñafiel en el micrófono.

Para Virus, invitarían a un vocalista brasileño, cuyo nombre aún no develan.

Hemisphery cerró su show con una versión de ‘Carry on’ (Angra) mientras que Black Sun echó mano de ‘I Wat Out’ (Halloween).

 Sinfonía griega
El virtuoso guitarrista Gus G (Konstantinos Karamitroudis) llegó por primera vez a la capital en abril de 2011, junto con la banda del legendario cantante Ozzy Osbourne. Dieron un show memorable, en el Coliseo General Rumiñahui, que incluyó temas como ‘War Pigs’ (Black Sabbath) y ‘Crazy Train’ (Ozzy).

El músico capaz de sacarle notas a una guitarra Jackson con la maestría de Randy Rhoads (1956-1982) o Tony Iommi ha colaborado también con Dream Evil, Nightrage y Mystic Prophecy pero Firewind es uno de los proyectos en que vuelca con más ímpetu su creatividad.

La alineación es un dechado de cómo se puede hacer un show infalible. Bob Katsionis en las teclas y cuerdas de la guitarra rítmica, Johan Nunez con las baquetas en mano, Henning Basse al micrófono, y Petros Christo al bajo completan la propuesta que inició su concierto en Quito con ‘Ode for Leonidas’, introducción épica incluida.

La potente ‘We Defy’ continúa el relato que, en Immortals, trata de replicar la hazaña del espartano Leonidas que el cine recogió bajo el nombre de 300. En ese momento, Basse saluda a su audiencia, al fin reconfortada por una amplificación que poco a poco deja de saturarse en 'Head up High', tema del disco The Premonition, interpretado con un tono vocal más bajo que la voz de Apollo Papathanasio, quien lo grabó hace una década.

El cantante alemán se acopla con Between Heaven and Hell (álbum homónimo, de 2002), pese a la altura quiteña, y los riffs de Gus G. empiezan a desgranarse ante un público enfervorecido que recibe una outro edulcorada de esa canción con las palmas.

El clamor de los seguidores, la compañía de Black Sun y la hospitalidad local será nombrada por el cantante antes de presentar 'World on Fire' (Days of Defiance, 2010). La recién estrenada ‘Wars of Ages’ será otra de las novedades en la que un locuaz Gus G. pondrá a corear a todos con ‘Hands Of Time’ en un repertorio que continuará imponente. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: