El Junta presenta video, cerveza y cancionero en un concierto

- 13 de marzo de 2020 - 16:05
Nicolás Vela, Pablo Mora y Diego Pazmiño conforman el trío rockero El Junta.
Foto: Javier Espinel / EL TELÉGRAFO

El power trío celebra sus 15 años de rock libre ecuatoriano. La portada del libro que contiene sus letras salió de un grabado de Clara Hidalgo.

Vidrio molido con pan fue la cruel mezcla que mató a un perro llamado Jesús, que mordió hasta el final y está enterrado en el parque de los niños que le gustaba atacar. La historia está contada en la canción “Jesús el perro”, del trío rockero El Junta.

El perro existió en realidad, se llamaba Forajido y perteneció al primer baterista de la banda, Juan “Kerly” Acuña, músico zurdo no tan impuntual. Hace unos 15 años ensayaban en su casa del barrio sureño La Nariz del Diablo. Juan, el guitarrista-cantante Nicolás “Nico” Vela y el bajista-cantante Diego “Monkiki” Pazmiño se juntaron por primera vez cerca de la Casa Babylon, entre La Floresta y Guápulo, donde fue su primer concierto.

Diego Pazmiño (izquierda), Nicolás Vela (sentado) y Pablo Mora, en el parque de los niños. Foto: Javier Espinel / EL TELÉGRAFO

La consigna era hacer rock libre ecuatoriano, el género al que puso nombre Sal y Mileto. “Decidimos llamarnos El Junta una tarde volviendo del ensayo al sur de la ciudad”, recuerda Nico, con mucho detalle: “entonces no queríamos involucrarnos mucho en temas políticos”. Queríamos “hacer pequeñas historias ficcionales”, agrega Diego, “tratar problemáticas de toda urbe como la mendicidad, el alcoholismo... esas postales de la ciudad”.

Aquel universo urbano de Juan Carlos Onetti −Juntacadáveres− fue lo que tenían en mente, y “como Huilo Ruales ficciona en un Quito después del incendio, nosotros lo hacemos en uno marginado, con sus esquinas, veredas, recovecos, prostitutas, borrachos, solitarios y locos”, enumera Diego después de un ensayo.

La cueva del deicida” habla de que hoy sí tenemos postura política –comenta Nico, que tiene algunas letras potentes−; los cuentos los escribe Diego. “Garage rock cercano al punk, un experimento con sonidos medio baladescos, con arpegios”, describe el bajista. Y en el cuarto aclimatado para el sonido de sus instrumentos se cuelan partes hardcore, grunge, un lamento sostenido que narra lo que pasa en las aceras mugrosas de Quito.

Escribir acerca de un vecino amargado que le da pan con vidrio a un perro es un acto político, insisten. Y los perros en el Conjunto “Santa Marianita”, donde ensayan, son cuidados de forma sigilosa, mientras que extramuros, en la calle hay otros tantos abandonados, comiendo de la basura, cuenta Pablo Mora, el actual baterista.

Pablo Mora, actual baterista de la banda. Foto: Javier Espinel / EL TELÉGRAFO

Existe una psicopatía que parece calmarse en la gente contra los perros, gatos, palomas, ratas”, suelta Diego: “se ve como anécdota ponerles sal a las babosas, esas cosas terribles”. Que haya gente con perros viviendo en la calle, cuando debe tenerlos en casa, en sus patios es un problema cultural, grafica Nico, que ahora tiene cuatro perras en San Juan Bajo, Cumbayá.

Antes las referencias literarias en sus letras (Dante Alighieri, Charles Bukowski, Onetti) eran más recurrentes. Ahora describen emociones, pero aún desde personajes distintos. Ficción musicalizada que se parece a la realidad y hace agitar la cabeza. Ese es el concepto de El Junta.

Música y cata

Esta noche se presentará la cerveza “Esquivando humanos”, resultado de una “colaboración de música y sabor entre la banda y la Cerveza Cofradía 1516”, explica el escritor Javier Calvopina. Luego describe la receta con que la elaboraron, para la cata: “basada en la tradicional receta de la Irish Red, es un incendio con su color crepuscular y el aroma intenso del lúpulo. La mezcla de maltas y lúpulos especiales configuran su amargo moderado y su cuerpo ligero”.

El concierto será en el Chulla Hostal Cultural, desde las 16:00 de este viernes, 13 de diciembre de 2020. Empezará con una feria de las bandas, productos artesanales y artísticos además de presentaciones acústicas y micrófono abierto. Como estelares se presentarán Accidentes, Radio Kriminal, Té de Wuanto y El Junta. La entrada cuesta $ 7.

¿Aún hay punk en El Junta? Pablo responde que sí, se trata de anarquía aunque no haya encasillamientos musicales, genéricos, clichés. “Hemos durado tanto tiempo por la comodidad que tenemos al ensayar, sin muchas pretensiones, y juntarnos a tocar como quien va a misa, con esa alegría y tranquilidad”, cierra Monkiki.

El cancionero que también presentarán hoy, editado por el sello Eufonía, recoge sus letras de 2005 a 2019 y está ilustrado con una réplica del grabado que la artista Clara Hidalgo hizo para retratar al grupo y a sus integrantes.

Cancionero del El Junta, con portada de Clara Hidalgo (grabado).

El nuevo video de la banda, del tema “Esquivando humanos”, fue realizado por Fernando Cobos (integrante de Infiltro), con quien conforman La No Escena, una idea que inició con shows en 2008 en el que participaron los grupos Perdido en Mí, 69 Segundos, Minipony, Durga Vasago o Infiltro.

Datos

El Junta ha publicado los EP Malditas Ciudades, en 2007, y Cadáveres, 2008. Su álbum de larga duración es Entre los que olvidan, 2010.

El concierto será en Chulla Hostal Cultural, del Pasaje San Gabriel y calle Jorge Juan, en el sector Mariana de Jesús (Colegio San Gabriel).

El trío está conformado por: Diego “Monkiki” Pazmiño (bajo y voz); Nicolás “Nico” Vela (guitarra y voz) y Pablo Mora (batería). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP