Oye, tú tienes cara de millonario

- 15 de enero de 2020 - 00:00

Si tuviéramos una botella con la mitad de su contenido, un optimista diría “está medio llena”, mientras que un pesimista aseguraría que “está medio vacía”.

La felicidad está en nosotros mismos. Cuando hacemos felices a nuestros conciudadanos o, dicho de otro modo, cuando causamos alegría en nuestro entorno, estamos impulsando el sentimiento espiritual de la grandeza que debemos tener todos los seres humanos.

Podríamos decir que tenemos de todo y debemos aprovecharlo. Recuerda que la vida es corta. El estribillo de una canción dice: “Vive, vive la vida hoy, vívela, aunque mañana te mueras… (…)”.

Personalmente considero que la gente altamente exitosa es aquella que se traza objetivos a largo plazo en los distintos escenarios de su vida y busca la manera de hacerles un seguimiento, perseverando en todo aquello que deba mejorar.

¿Qué visión tienen de ustedes y de su futuro? ¿Qué quisieran ser de aquí a 5, 10, 20 años? Con base en ello se deberían orientar todas las actividades de cada uno.

Un líder carismático cuestiona habitualmente lo que hemos hecho siempre: ¿Por qué lo tenemos que seguir haciendo así? ¿Por qué tenemos que seguir tolerando la corrupción, la burocracia o el abandono de nuestros niños en las calles? Esas situaciones las tenemos que resolver.

Lo mismo sucede en la empresa. ¿Por qué tenemos que seguir vendiendo los mismos productos con los mismos métodos? ¿Por qué tenemos que seguir trabajando igual, con ineficacia e improductividad? (O)

Lic. Ricardo Ordóñez Jaramillo