A confesión de parte, relevo de prueba

- 06 de octubre de 2018 - 00:00

Es un axioma jurídico que significa que quien confiesa algo libera a la contraparte de tener que probarlo. Correa dijo el 9 de enero de 2011 que metería las manos en la justicia, y lo cumplió.

Lo advirtieron Baltasar Garzón y el peruano Luis Pásara, que comprobaron esta verdad. Había un dictador que prohibió por escrito aceptar denuncias contra el gobierno y los jueces amedrentados votaron siempre a su favor o les caía el “error inexcusable” que significaba despido y hambre.

Pero existen sumisos sinvergüenzas que siguen esgrimiendo defensas risibles y terminan refugiándose en la presunción de inocencia hasta que haya sentencia firme. Se autoengañan para socorrer al delincuente prófugo. Parece que la jueza Camacho se apresta a darle un golpe de gracia contra el que no cuentan las presunciones. (O)

Dr. Carlos Mosquera Benalcázar