El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.24/Oct/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Una Policía a mejorar

02 de enero de 2013 00:00

Hace un año mi primera prueba de alcoholemia en Ecuador consistió en soplarle cerca de la cara a un policía; entiendo que si no disponen del equipo necesario lo hagan así. Si hubiese cometido una infracción, tenían que multarme, llevarme a la comisaria o a mi casa si no podía seguir con el vehículo, pero se la pasaron en un: que solo podía conducir por un mes con licencia extranjera —según mi padre le había dicho el Mayor que eran tres meses—, que si los documentos del vehículo no estaban a nombre de mi padre —el cual no estaba presente— (podía haber dicho que el señor que le vendió era mi padre y entonces no hacían lío, ¿no?; ¡qué estupidez!); en una especie de negociación… Seamos claros, esperaban una coima.

Fui a la comisaría hasta que llegara mi padre con el compra-venta y mi pasaporte. Le pregunté a un policía sobre cómo se realizaba un giro a la izquierda, pues a mí me enseñaron a ubicarme a la izquierda —zona urbana— y algunos se ponen a la derecha (me parece va contra la seguridad), a lo que responde que no estaba claro. ¡Por eso casi me accidento!

Llamaban pidiendo auxilio, diciendo por tal escalinata y el policía tenía que preguntar dónde era ese sitio, me preguntaba a mí… Demostrando la despreocupación, al menos de Policía y Municipio de un ordenamiento vial; ¡no tener mapas! No se dice: en tal calle y número, sino por tal sitio. Llamaron durante más de media hora.

Observaba un listado de varios policías asignados allí: solo había dos en un patrullero y uno en la comisaría. Pedía que me indiquen la ley en la que decía que solo podía conducir por un mes, y se limitaba a decir “ya le voy a dar un libro sobre la ley”; uno de ellos le pidió a otro que me la leyera, contestando: “¡Ahí no dice nada!”. Con un celular con acceso a Internet se le leyó (Art. 10 LOTTTSVreforma2011), dijo estaba mal, se hizo el generoso y que perdonaba el asunto. Luego continuó con mi padre: que no estaba a su nombre… Si acabas de comprar un vehículo, con los festivos, estás en trámites; necesitas el vehículo, ¿no puedes usarlo?

¿Acaso no es posible comprobar en una base de datos si ha sido robado, o alguna otra irregularidad?

Juan Pablo Romero Aguirre

Contenido externo patrocinado