UTE y HR Portoviejo, en duda para liga nacional

El concurso de los equipos de baloncesto disminuye año a año. Tienen dificultades para conseguir financiamiento.
24 de enero de 2016 00:00

Aún es incierto cuántos clubes participarán en los torneos nacionales femenino y masculino de baloncesto en el 2016. Uno de los clubes que analiza si es pertinente o no su presencia es el de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), el más exitoso desde que se relanzó la liga nacional en 2011.

Hasta 2015, la institución participó en las bregas nacionales femenil y varonil de básquet y en el balompié de segunda categoría, como parte de la Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA).

Patricio Pozo, presidente de la institución de los 2 hemisferios, menciona que se buscan los auspicios para no ausentarse de las lides, aclarando que el club deportivo no depende de la universidad.

Su posición es la de contar con los recursos suficientes para conformar plantillas competitivas, no inscribirse únicamente por participar. En la actividad de la canasta, en las últimas 5 temporadas cosechó los títulos ecuatorianos femeninos de 2011, 2013 y 2015, y el masculino de 2014; en fútbol se ha mantenido en la segunda categoría.

A eso se suman tres subcampeonatos internacionales con el elenco de mujeres: del Campeonato Sudamericano Femenino en 1998 y 2009 y de la Liga Sudamericana en 2015; campañas que ningún otro representativo local ha conseguido.

Pozo prefiere no mencionar cuál sería el presupuesto que UTE necesitaría esta temporada para terciar en las ligas de baloncesto y cuánto se requeriría para financiar el equipo de balompié; pero él y el resto de la directiva harán lo posible por competir.

Su mayor preocupación en ese aspecto es el elenco de fútbol; si UTE no se presenta en la brega perdería la categoría, por lo que en 2017 lidiaría en el balompié amateur de Pichincha. Obviamente, cita el directivo, ese es un panorama extremo que desean impedir.

Un panorama difícil

Los inconvenientes económicos han hecho que el baloncesto ecuatoriano no goce de estabilidad; en la lid masculina de 2013 y 2014 intervinieron 8 conjuntos, pero en 2015 jugaron 6.

Uno de los planteles que no actuó en 2014 es Mavort de Quito. No pudo presentarse debido a una sanción de FIBA Américas en razón de una deuda que se generó en la Liga Sudamericana de Baloncesto, pues como equipo local debía cubrir los gastos de organización. Mavort fue local de uno de los cuadrangulares en la fase de grupos.

José Arévalo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Baloncesto (FEB), detalla que se gestionó el levantamiento de la sanción para que pueda actuar en la lid doméstica de 2015 —tal como ocurrió—, pero de no saldar la acreencia podría reactivarse el castigo.

Elencos que no compitieron en 2015 son Importadora Alvarado de Ambato y Guerreros de Neumane de Santo Domingo. El primero no lo hizo por no contar con el financiamiento y el segundo por un inconveniente reglamentario, que derivaría en la apertura de un expediente para uno de sus directivos.

HR Portoviejo analiza su concurso en la liga nacional de 2016, todo dependerá de contar con el capital necesario. Jimmy Cedeño, su presidente, indica que el básquet nacional requiere cambios estructurales, como la creación de una serie B o segunda categoría y alguna justa de divisiones formativas.

Arévalo, por su parte, advierte que se evaluará sancionar a los clubes que no participen con la invalidez de sus acuerdos ministeriales. “Podrían perder los derechos jurídicos porque no estarían cumpliendo con su objetivo de fomentar el alto rendimiento o impulsar el deporte formativo”, explica.

El viernes pasado se reunieron representantes de los equipos que bregarán en la liga femenil: Triple E de Azuay; Piratas de Imbabura, Green Cross de Manabí, Uruguay de Manabí y Vinces de Los Ríos. Se espera la confirmación de UTE y Santa María de Machala. El campeonato arrancaría en marzo o abril. (I)

Datos

El titular de HR Portoviejo cree necesaria una campaña para recuperar la afición por el básquet. Dice que con las taquillas se cubre apenas del 2% al 5% del presupuesto.

Debido a los reajustes económicos, el Ministerio del Deporte bajó los rubros para los torneos. En 2014 al masculino le dio $ 160 mil y al femenino $ 118 mil. En 2015 los aportes fueron de $ 50 mil y $ 27 mil.

José Arévalo, presidente de la FEB, confirmó que la cadena de televisión pagada DirecTV continuará esta temporada con la transmisión de los cotejos de las ligas nacionales. No precisó la cifra del contrato.

Los campeones nacionales de 2015 son UTE, en la rama femenina, y ComuniKT (CKT) de Ambato en la rama masculina. Se espera que participen en las ligas sudamericanas interclubes de 2016.

Las más leídas