Christine Assange teme que un jurado en EE.UU. ya esté indagando a su hijo

31 de julio de 2012 - 00:00

Christine Assange, madre del fundador de WikiLeaks, inició ayer su visita oficial a Ecuador. En su primera declaración pública advirtió sobre la creación de un “gran jurado” en Estados Unidos para presentar cargos contra su hijo.

En una emotiva rueda de prensa, ofrecida en la Cancillería ecuatoriana, Assange hizo público su mayor temor: que su hijo sea extraditado al país norteamericano.  

Ella se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, por dos horas. Luego del encuentro vinieron las declaraciones a los medios de comunicación. La señora Assange lloró cuando mostró las fotos de su hijo  cuando éste era un niño.

En el encuentro con Patiño, Christine Assange presentó al país información que podría definir el asilo político. “Hemos recibido información sobre un proceso de investigación que estaría instaurándose en Virginia (EE.UU.) con un gran jurado, que buscaría acusar a Julian Assange por el delito de transmitir información”, anunció Patiño.     

Christine Assange explicó que un gran jurado consiste en un tribunal que se reúne en secreto, no tiene juez, pero sí   cuatro abogados, los cuales son seleccionados por los partidos políticos estadounidenses y no existe la opción del análisis de pruebas de descargo.          

La progenitora informó que detrás de este juicio estarían vinculados directamente el Gobierno y el Ejército de EE.UU. Agregó además que el gran jurado se conforma en Virginia porque esa es una mancomunidad donde está la mayor concentración de familias de contratistas militares. “Entre esas personas se escogerá a los miembros de ese jurado”, acotó.

Además, Christine publicó los códigos del presunto gran jurado: GJ10-3793: “GJ significa  Gran Jury y 10 se refiere al año 2010. El número 3 significa el estatuto de conspiración americano y el 793 conforma el estatuto de espionaje”.

La madre de Julian Assange expresó que EE.UU. tiene información detallada de siete blancos que serían investigados, constituidos por los asociados históricos de la fundación WikiLeaks.

También describió las torturas que se estarían infringiendo contra Bradley Manning, soldado norteamericano presuntamente implicado en la filtración pública de los cables diplomáticos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: