Activistas exigen penas para implicados en video

06 de abril de 2013 - 00:00

Cientos de activistas de Derechos Humanos y seguidores del portal WikiLeaks se concentraron ayer en Nueva York, Estados Unidos, para exigir sanciones para los militares norteamericanos implicados en el operativo realizado el 12 de julio de 2007 en un barrio de Bagdad, en donde fallecieron doce civiles y dos menores resultaron heridos.

Este sangriento suceso fue develado al mundo gracias al video bautizado como “Collateral murder” (asesinato colateral) y que fuera filtrado por el sitio de Internet creado por Julian Assange el 5 de abril de 2010.  

Entre los actos que se realizaron ayer en la ciudad norteamericana para conmemorar el tercer aniversario de la aparición de este video, figura la exposición fotográfica en la que se presentan los momentos exactos en los que se ejecutó este operativo militar que terminó con la vida de dos colaboradores de la agencia de noticias Reuters.    

Además de la exposición fotográfica también se realizaron foros en los que participaron activistas vinculados a la filtración de “Collateral Murder”. Ente ellos estuvo la parlamentaria islandesa, Birgitta Jonsdottir, uno de los personajes que más ayuda ha brindado a WikiLeaks desde su aparición en 2006.          

La legisladora indicó que resulta extraño y a la vez injusto que el único acusado y apresado por los incidentes en Irak sea el soldado Bradley Manning -quien filtró el video- y no uno de los uniformados que participaron de la masacre. Además, Jonsdottir criticó que el gobierno de Barack Obama sea uno de los que “más ha perseguido a los activistas por los Derechos Humanos”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP