Ecuador, 17 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Bernardo Sandoval Córdova

Vacunación, ciencia y razón

08 de agosto de 2021

Toda la información científica disponible revela que la vacunación es la mejor arma para frenar la pandemia de Covid 19 y para darle al mundo la oportunidad de regresar a una vida normal en cuanto a las relaciones laborales, sociales y para retomar la producción que permita mejorar la calidad de vida.  Ya hay la suficiente generación de vacunas en el mundo como para asegurar una oferta adecuada, pero vemos que las disparidades económicas y de desarrollo, siguen afectando a las naciones pobres que, por una causa u otra, todavía están muy lejos de tener una razonable tasa de vacunación.  Mientras que, a 5 de agosto de 2021, los Emiratos Árabes Unidos han podido vacunar, con dosis completas, al 72% de su población,  los Estados Unidos al 50%, Ecuador al 16%, países como Guatemala y Benín, apenas lo han hecho al 2% y al 0,18%, respectivamente.  Son disparidades descomunales que impedirán el control de la pandemia en un plazo corto.  Los focos epidémicos remanentes darán lugar a nuevas epidemias en los grupos de no vacunados.

La variante Delta del SARS CoV 2, ha resultado ser la más nociva de todas las variantes del virus que produce la Covid 19 y podría ser generadora de suficiente temor como para alentar la vacunación. Esta variante Delta es mucho más contagiosa que las otras y, aunque no se ha confirmado que intrínsecamente sea más letal, en la práctica, al ser más contagiosa, va a provocar un mayor número de muertes.  Un estudio británico publicado hace 2 semanas en el New England Journal of Medicine, con datos del Sistema Nacional de Salud del Reino Unido,  conducido por las Universidades de Oxford y por el Colegio Imperial de Medicina, revelan que la inmunización con las vacunas de Pfizer y Astra Zeneca  reducen el riesgo de requerimiento de hospitalización en un 96% y 92% respectivamente aún con la variante Delta.

Sabemos que ninguna vacuna es perfecta, sin embargo, datos del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) dados a conocer hace 5 días han revelado que, de 164 millones de vacunados en Estados Unidos en los 7 primeros meses del año 2021, 125.682 han enfermado con Covid 19 (0,0007%) y 1.507 han fallecido (0,000009%).  Es decir, la posibilidad de morirse con Covid 19, estando vacunado es de 1 en 108.919, al menos en los primeros meses luego de la vacuna.  Si una persona no vacunada entra en contacto con un contagiado de variante Delta, tiene un 40% de contagiarse y, si se contagia, tiene un 4% de posibilidades de morir.  El reunirse con un contagiado significa un 1,6% de riesgo de muerte.  El vacunarse reduce el riesgo de muerte por un factor de 1.741. Es decir, el riesgo de morir es 1.741 veces mayor sin vacuna que con vacuna. 

Hay que alentar la vacunación con la fuerza de la razón, con la fuerza de la ciencia, con la fuerza de la buena información.  El desalentar la vacunación promueve la muerte. Seamos sensatos.

Contenido externo patrocinado