Ecuador, 25 de Junio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Rosalía Arteaga Serrano

Tino con las celebraciones

22 de diciembre de 2020

Esta es una semana importante para el mundo cristiano, la presencia de Jesús se marca por un sentido de espiritualidad para muchos, pero también por la oportunidad de compartir en familia, para intercambiar algún presente, recordando el origen de la festividad, el advenimiento de Jesús y todo lo que ello ha significado para la humanidad.

Pero las actuales circunstancias de la pandemia del covid-19 marcan de una manera radical el entorno de las celebraciones, que deben estar signadas por la prudencia y el cuidado.

Todos sentimos que en nuestro círculo familiar y de amigos, empieza a sentirse cada vez  más cercana la posibilidad de contagio, y por lo tanto la necesidad de extremar cuidados, de tomar todas las precauciones.

El éxito de las vacunas en los países del primer mundo, se ve empañado por el advenimiento de una nueva cepa de este virus terrible, con su capacidad de mutación y de contagio, que nos pone otra vez en riesgo evidente y frente al cual la única forma es el cuidado, es la necesidad de respetar las reglas de aseo y de distanciamiento social.

Las circunstancias nos obligan a extremar los cuidados, a pensar en alternativas, en circunscribirnos al círculo íntimo para evitar la propagación y el contagio.

A pesar de las circunstancias, es necesario no perder el optimismo, desearnos lo mejor como personas y como colectividad, ejercer la solidaridad y la comprensión, pensar en que hay tanto de bueno por agradecer y en que habrá un futuro mejor en el que podremos estrecharnos las manos, darnos un abrazo, demostrar el cariño y el amor como lo hemos hecho siempre, tal vez ahora más conscientes del valor de los sentimientos y la expresión de los mismos.

 ¡Feliz y prudente Navidad para todos!

 

Contenido externo patrocinado