Ecuador, 24 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
César Montaño Galarza

Memoria colectiva

19 de mayo de 2019

Con alguna frecuencia se apela a la memoria colectiva para significar que, en un contexto determinado, existe esperanza de que cuando se ha comprobado que unas determinadas autoridades elegidas democráticamente en su momento, le han fallado al elector, este último lo tomará muy en cuenta para evitar cometer el mismo error con ocasión de decidir en una nueva contienda electoral.

Justamente, para enfrentar la debacle política, social y económica que nos dejó el régimen anterior, nuestra sociedad ahora mismo está empeñada en edificar instituciones confiables para contar con una democracia sólida.

Por esto resulta vital tener presente el indecoroso desempeño político de muchos personajes que tuvieron poder y que lejos de dar la cara para responder por sus actos, han huido por la puerta trasera cual malandros de la más baja calaña.

La memoria colectiva debe permanecer en todos los ciudadanos, es un arma poderosa que utilizada inteligentemente posee la fuerza para orillar y archivar a los malos políticos, a aquellas personas que en su momento ofrecieron cumplir con los requerimientos y necesidades del pueblo, que se esforzaron por llegar con mensajes esperanzadores para las grandes mayorías que aún esperan por las oportunidades que la sociedad y el Estado les deben para desarrollarse dignamente, que solo vendieron humo con tal de hacerse de la autoridad para saciar sus propios intereses.

Es responsabilidad de la sociedad en general la de explicar a las nuevas generaciones no solo la historia pasada, sino, sobre todo, la reciente, la que ha de proveer información precisa para adoptar las mejores decisiones encaminadas a labrar el camino que recorreremos los ecuatorianos de forma colectiva.

En aras de cumplir este deber tienen que aunar esfuerzos las familias y las instituciones educativas de todos los niveles, la gente de opinión pública y los medios de comunicación, pues de ello dependerá si abrimos nuevas vías para el adelanto social o, si seguimos prisioneros de lo peor del ayer. (O)

Contenido externo patrocinado