Ecuador, 21 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Mónica Mancero Acosta

Chile, no todo está perdido

10 de abril de 2022

En medio de tanta tragedia que vivimos día a día en Ecuador, enterarse de una buena noticia de un país cercano a nosotros como es Chile sirve para subir el ánimo, pero también para pensar - como dice la hermosa canción- no todo está perdido. El discurso neoliberal que hemos escuchado por décadas y la política de brazos caídos que observamos en el gobierno actual de nuestro país nos hace creer que no hay mayor cosa que hacer frente a la crisis de desempleo, subida de precios, violencia, criminalidad, anomia social.

 

Pero no es así, las políticas públicas existen y es deber del Estado y del gobierno electo implementarlas, para eso fueron electos, aunque no se haya enterado el gobierno de este momento. En contraposición, el recién electo presidente Gabriel Boric acaba de presentar un Plan de Reactivación Inclusiva que incluye medidas denominadas por  los economistas contra cíclicas que tratan, precisamente, de dar apoyo a la gente. Entre estas medidas se incluyen el congelamiento de precios del transporte público; contención de precios de combustibles; ampliación de subsidios para vulnerables; becas de alimentación para estudiantes de educación superior; ampliación del subsidio para cuidadores de niños pequeños; fomento de relaciones laborales formales; bono para trabajadores de la cultura; ampliación de red local de apoyos y cuidados; ampliación de centros diurnos de adulto mayor así como establecimientos de larga estadía; fondos para gobiernos locales; flexibilización de requisitos para seguro de cesantía; apoyo a pequeña minería, turismo, cultura y emprendimiento femenino; reforestación de bosques; más recursos para agricultura familiar campesina; créditos para Pymes; apoyo a empresas; subida de salario mínimo; ampliación de cobertura de cuidado de niños luego de jornada escolar. Parece un sueño, pero es cierto.

 

Realmente este programa expresa toda una visión de lo que se requiere construir a través de la política pública: poner en el centro a la gente, a los cuidados, a los más vulnerables como son los adultos mayores, mujeres desempleadas que soportan la crisis a cargo de niños pequeños, emprendedores y empresarios pequeños, y sectores que han sido afectados por la crisis de la pandemia.

 

Luego de las incansables y sostenidas protestas que hubo en Chile esta es la salida institucional que se produjo en las recientes elecciones. Esta nueva forma de gobernar no va a ser fácil, pero lo están intentando con un programa decente que significa poner los recursos donde es necesario hacerlo.

 

Nosotros, en cambio, entrampados aún en la disputa correísmo/ anticorreísmo no hemos tenido ni los líderes políticos ni la capacidad social de construir un programa político de esta naturaleza. Y de ello somos responsables todos, empezando por el propio correísmo que generó tanto miedo y odio que hizo que mucha gente despreciara la opción política de un Estado social, así como la derecha neoliberal que estuvo feliz de pescar a río revuelto en medio de la decepción ciudadana que le fue orillando a gran parte de los votantes a preferir una opción de derecha que no solo es la gran responsable de este desgobierno, sino también de los impactos sociales y económicos de todo lo que no quiere y/o puede hacer.

Contenido externo patrocinado