Ecuador, 27 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Mónica Mancero Acosta

La Asamblea en su laberinto

13 de marzo de 2022

Las fuerzas políticas en la Asamblea no se estabilizan, la existencia de cuatro a cinco bloques, si así se pudiera llamar, hace que se muevan constantemente las fuerzas de acuerdo con los distintos temas.

 

La bancada oficialista BAN integrada por CREO, y los que ha ido sumando desde que llegó al poder, apenas aglutina 27 asambleístas. Virtualmente, los independientes, que al momento suman 11, se pueden articular a ellos o al bloque de UNES que es la más numerosa con 47 (¿46?) asambleístas.

 

Pachakutik, como sabemos, está dividido entre los orgánicos afines a la presidenta Guadalupe Llori, 25 asambleístas, y los rebeldes que suman al momento 9, a pesar de la reciente convención que parece no haber dado mayores resultados. De otra parte, se encuentra la Izquierda Democrática que al momento tiene 15, y el Partido Social Cristiano que suma 14.

 

Si se hacen las cuentas tenemos actuando el bloque del BAN junto a PK (orgánicos) e ID que alcanzan 67 votos. La cuestión es que, si ellos logran que se unan los Independientes, se suman 78 votos, con lo cual hacen una mayoría.

 

Por otro lado, UNES que ha estado actuando más articuladamente con el PSC y ahora con los rebeldes de PK suman 69 votos. De igual manera, si a ese grupo se suman los Independientes se logra alcanzar 82 votos, articulando la mayoría.

 

Por ello se advierte que ambas fuerzas redondean los 70 votos, de ahí que la correlación de fuerzas va empatándose “catastróficamente” como decía Gramsci, y eso hace que los acuerdos cada vez sean más complejos y reclame una estrategia de negociación más fina.

 

En estos últimos días estuvieron en juego dos temas contundentes: una posible evaluación del CAL y destitución de la presidenta de la Asamblea, así como la votación por la Amnistía a un grupo de 153 defensores de territorios comunitarios; 43 defensores de la naturaleza; 12 personas judicializadas por administración de justicia indígena y 60 relacionados con la protesta social de octubre.

 

La votación para el otorgamiento de la amnistía no solo fue respaldada orgánicamente por UNES y PK, sino que también se sumaron parcialmente votos de la propia bancada oficialista del BAN, ID, independientes y hasta del PSC. Así que constatamos que esta mayoría se constituyó en torno a un tema, pero que eventualmente hubo una negociación detrás que habría tenido que ver con la permanencia de Guadalupe Llori en el cargo, si es que tomamos en cuenta a las declaraciones de algunos asambleístas que afirmaron que por la “gobernabilidad” votaron en bloque las amnistías.

 

Las amnistías son procesos de pacificación y acuerdos que siempre se han dado en la historia democrática en el país y el mundo, así que los intentos de demonizarlos solo llevan a encender un clima ya de por si complicado.

 

En la agenda pendiente de la Asamblea están temas como proyectos de ley para derogar el decreto de la ley económica tributaria, la ley de inversiones del Ejecutivo, léase privatizaciones, y posibles juicios políticos en contra de consejeros del CPCCS.

 

Como observamos, al momento, las fuerzas prácticamente empatadas tienen más dificultades para generar consensos frente a los diversos intereses en disputa pero quizás es mejor esto a tener bloques acríticos que voten en masa por proyectos neoliberales como los que están por venir o derogar, como el de inversiones o el tributario.

Contenido externo patrocinado