El Salario Básico Unificado para el año 2021 se mantendrá en $ 400

Los dirigentes de los trabajadores rechazan la decisión; afirman que el poder adquisitivo no mejorará.
30 de noviembre de 2020 18:36

El salario básico unificado para el año 2021 se mantendrá en $ 400 debido a la crisis económica agravada por la pandemia. El ministro de Trabajo, Andrés Isch, hizo el anuncio y explicó que el resultado de la aplicación de la fórmula para el cálculo no dio un porcentaje positivo.

“Nos dan cuenta de una inflación proyectada para el próximo año de – 1.01 % a lo cual se le tiene que sumar -0.73% de inflación proyectada de este año, por lo tanto de acuerdo a  lo establece el Código de Trabajo, no hay la posibilidad de incrementar el salario básico y d4ebe mantenerse”, agregó.

A cambio el gobierno ratificó la entrega de una compensación única de $ 60 para 380 mil personas que perciben al mes este sueldo, que podría ser interpretada como un incremento, pero que no será asumido por los empleadores sino por el fisco y que será depositada en el primer trimestre de 2021.  

“Es para la personas que perciban el salario básico, sea en jornada completa o parcial. Estos recursos sean depositados en las cuentas individuales de estas personas en la seguridad social, para que puedan sacar esos recursos o mantenerlos”, explicó Isch.

Para quienes perdieron el empleo durante la pandemia y no han podido conseguir otro, el Gobierno ofreció consignar  una compensación única de $ 100 en el mismo período es decir en los 3 primeros meses del próximo año. Son alrededor de 200 mil ecuatorianos que no están afiliados y que recibirán el dinero a través del mismo mecanismo de la seguridad social en el mismo período, es decir, en los tres primeros meses del próximo año.

Los recursos señaló el secretario de estado  provendrán del presupuesto general del estado, aproximadamente  de $ 40 millones y que cuentan con el compromiso del Ministerio de Economía y Finanzas.

Rodrigo Gómez de la Torre,  del sector de los empleadores calificó la decisión cómo prudente  y cree que esto sumará para la reactivación productiva. 

“La decisión políticamente es compleja, es lo más adecuado que se pudo haber hecho. Creemos que esto va a permitir sostener empleos y apuntaremos a que con las nuevas modalidades contractuales poder implementar nuevas plazas de empleo, dijo.

Mientras los  dirigentes de los trabajadores rechazan la decisión.  José Villavicencio, vicepresidente del Frente Unitario de Trabajadores piensa que el poder adquisitivo no mejorará. 

Édgar Sarango, presidente de la Confederación de Trabajadores del Ecuador, opina que la decisión no pasa por dar bonos de compensación, sino se debe crear una política salarial que busque una salida y que tienda a un salario básico digno.

En los próximos días anunciarán las medidas que adoptarán conjuntamente con sus bases. 

“Nosotros la Confederación de trabajadores desde el próximo jueves, para definir las acciones encaminadas a buscar las alternativas a la reconquista de los derechos”, aseguró Sarango. 

La mayor preocupación  en la que coinciden el Gobierno, los empleadores, y los trabajadores  es la falta de empleo y en que es necesario buscar mecanismos para reducir las cifras de la informalidad. (I)