El padre Pedro Niño deja un gran legado: continuar en la misión de servicio por los demás

- 17 de octubre de 2020 - 00:00

El padre Pedro Niño, director Nacional de IRFEYAL por más de 40 años, falleció el jueves, a los 89 años de edad, en Quito. Trabajó por los más necesitados, fue fundador de las clases radiofónicas.

Obituario

Nació en Madrid – España, el 20 de febrero de 1931, ingresó a la Compañía de Jesús en 1955, tras realizar los estudios de Humanidades y Filosofía. Después cursó Teología en Cataluña y Sociología en Lovaina. “Descubrí a Jesús a través de unos ejercicios espirituales. La amistad con Jesús ha sido la del verdadero hermano que ni defrauda, ni se aleja”.

Su deseo, como sacerdote jesuita, fue viajar a  Latinoamérica y trabajar con los más necesitados, por esa razón se ofreció al superior de la Compañía de Jesús de esa época, Pedro Arrupe, para que lo tomara en cuenta y lo enviara a este continente.

 “Ecuador para mí es mi segunda patria. No tengo ninguna herida en el corazón porque he podido hacer aquello que siempre he soñado, pero no en solitario y he tenido suerte en Ecuador de contar con asistencia y colaboración, aquí dejaremos los huesos, feliz porque he logrado realizar todo lo que he proyectado, de tal manera que agradezco a Dios”, señalaba siempre en sus conversaciones.

La experiencia que vivió en España cuando era joven,  de estudiar y trabajar al mismo tiempo, robusteció su encuentro con las familias ecuatorianas. Estas tenían padres y madres pobres que no sabían leer ni escribir; otros no habían terminado la primaria y peor los estudios de bachillerato. Ellos no habían tenido la oportunidad de educarse, pero no se resignaron y siguieron sus estudios con Irfeyal, a través de las clases radiofónicas con el programa “El Maestro en Casa”, que se difunde todos los días por Radio Irfeyal 1090 AM y la radio en línea :www.irfeyal.org

En su trabajo misionero y sacerdotal demostró templanza, fortaleza y pasión por la enseñanza.  Eso fueron los ejes de acción que han servido para cubrir espacios no tradicionales de educación popular en el país. “Ecuador tiene gente agradecida. Lo veo en los ojos de las personas que se gradúan. Sus pupilas brillan de alegría porque en IRFEYAL encontraron su camino” señalaba  

En 2011, el Ministerio de Educación le otorgó el premio como "Mejor maestro del año", mientras la Asamblea Nacional, en marzo de 2019, le entregó la condecoración al Mérito Social y Educativo, Vicente Rocafuerte

“IRFEYAL no trabaja solo para entregar diplomas, sino para cambiar a Ecuador, para lograr que sea un país más justo y humano”, afirmaba el padre Niño. Una prueba de esta visión y siempre para fomentar la educación en el país fue crear CORAPE, la Coordinadora de Medios Comunitarios y Educativos del Ecuador . También la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica ALER en una línea de fortalecimiento de una sociedad democrática, participativa y de derechos, que son características de la educación popular.  

El padre Niño deja un gran legado: continuar en  la misión de servicio por los demás.

 

Medios Públicos EP