Nuevo espacio para la disposición de los desechos de Quito durará hasta finales de 2021

El cubeto 10 del relleno sanitario de El Inga empezó a funcionar en abril del 2021.
18 de junio de 2021 12:40

La Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs), responsable de administrar el relleno sanitario de Quito, estima que el espacio configurado técnicamente para la disposición final de la basura de la capital, construido en abril del 2021 y denominado cubeto 10, tendrá una duración de entre ocho y nueve meses. En esta zona se da tratamiento a 2.200 toneladas de basura que la urbe genera a diario.

Cada cubeto de vertedero El Inga, ubicado en el oriente del Distrito, cuenta con un plástico protector de la tierra y un sistema para recolectar los líquidos lixiviados (fluido que emite la basura en descomposición). El cubeto 10 se levantó en un área de 3,95 hectáreas y tiene una capacidad total para 550.000 toneladas de desechos sólidos. Previo a su operatividad, se estaba utilizando el cubeto 9b y un área que aún se consideraba aprovechable entre los cubetos 4 y 9. 

El Municipio de Quito declaró la emergencia hace un año por la falta de espacio en el relleno sanitario. Razón por la cual se proyectó la construcción urgente de este nuevo cubeto, que se concretó recién en febrero.

Sin embargo, esta es una solución temporal y en diciembre la capital no tendría dónde colocar sus residuos. Aunque la Emgirs considera que la fecha de duración del cubeto 10 es una proyección y puede llegar hasta los 13 meses.

Adicionalmente, planificó la construcción del undécimo cubeto. Se prevé que este proyecto esté listo para el segundo trimestre del 2022. Esta obra se encuentra en la fase de consultoría y se requieren $1,7 millones para construirla.

El undécimo cubeto tendrá una capacidad para recibir unas 800.000 toneladas. Posteriormente, se habilitará un sitio adicional que contempla el uso de todas las zonas aprovechables en el relleno que permitirá disponer 1,7 millones de toneladas. Con ello, se prevé prolongar la vida útil del relleno hasta el 2024.

Contenido externo patrocinado