Municipio de Guayaquil desaloja a 300 comerciantes informales

Para controlar la venta informal, el Municipio de Guayaquil desplegó a 319 agentes de control.
12 de abril de 2021 07:32

Desde las 06:30 del domingo 11 de abril, el Municipio de Guayaquil desplegó a 319 agentes de Control Metropolitano para realizar el control en los exteriores de los 108 recintos electorales durante la segunda vuelta electoral. Su objetivo consistió en desalojar a los vendedores informales en estos lugares para evitar aglomeraciones.

El operativo abarcó sectores como el Registro Civil Municipal, Colegio Americano, Cristóbal Colón, Leonidas Proaño, 9 de Octubre, 28 de Mayo y en las universidades Salesiana, Estatal de Guayaquil, entre otros recintos.

“Hemos encontrado mucha informalidad, más que en la primera vuelta electoral. Nos hemos distribuido en el norte y al sur de la ciudad. Antes del proceso electoral, ellos fueron advertidos, que alrededor de los recintos no podían ubicarse para realizar sus actividades comerciales”, indicó el director del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (CUACME), Jaime Dávalos.

Como resultado del operativo, hasta las 14:00 se desalojaron a 300 comerciantes informales.

Además, en una acción conjunta con la policía metropolitana y la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), 25 delegados municipales de la Dirección de Justicia y Vigilancia, participan en los operativos en los exteriores de los recintos electorales luego de concluidas las elecciones.

Locales clausurados

Durante el fin de semana, la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil, Intendencia General de Policía, Gobernación del Guayas y la Policía Nacional realizaron un operativo de control de las medidas de protección contra el covid-19 que dejó como resultado la clausura de 15 establecimientos.

Los locales sancionados son: una gallera, un complejo deportivo, un billar clandestino, un restobar, cinco bares clandestinos, cuatro licoreras y dos viviendas, que realizaban fiestas. El operativo se realizó en el centro, sur y suburbio de la ciudad.

Mientras que, en el sector de La Chala, un bar que arrancó los sellos de clausura estaba funcionando y expendiendo bebidas alcohólicas, pese a la ley seca.

La sanción comprende desde uno hasta 5 salarios básicos, dependiendo de la infracción que comete.

El intendente de Policía, Carlos José Amores, señaló que se ejecutan múltiples operativos en la Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán).