Publicidad anuncios

Lilia Acosta encontró a su hijo luego de dos años de búsqueda

En los casos de desaparición la difusión es clave y gracias a esto Lilia hoy puede estar con su hijo.
15 de julio de 2021 13:54

El domingo 11 de julio de 2021, Lilia y su hijo Joshua se reencontraron tras dos años de haberlo reportado como desaparecido. Ahora se encuentran en Colombia a la espera de que la Fiscalía de Otavalo realice los trámites necesarios para el retorno del niño a Ecuador.

Todo inició el 14 de febrero de 2019 cuando Manuel, el padre de Joshua, apartó sin aviso al menor de 7 años del lado de su madre. Ella impuso la denuncia ese mismo día porque temía por su hijo, pues el padre del niño tenía problemas psicológicos graves y signos de advertencias suicidas.

Según una entrevista con La Barra Espaciadora, Lilia manifestó que en ese entonces la Policía le respondió: “Es ‘una pelea de pareja’, (…) y que pronto estarían de regreso”. La mujer explicó varias veces que no tenía ninguna relación amorosa con el padre del menor, simplemente le permitía vivir en un cuarto aledaño al departamento porque le suplicó "que no lo separe de Joshua”.

Durante dos años buscó a su hijo con el apoyo de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas de Ecuador (Asfadec). Acudía a los plantones que organizan cada semana en la Plaza Grande, con una fotografía de Joshua que colgaba de su cuello para pedir al Estado acciones frente a la desaparición forzada del menor. Sin embargo, no tuvo respuestas.

El reencuentro se dio gracias al mensaje de una persona anónima que supo del caso y escribió a Liliana proporcionándole información sobre el paradero de Joshua. Así lo contó en una entrevista con APAK TV. La madre avisó de inmediato al agente que llevaba su caso en la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (DINASED), quien le dijo que primero tenían que hacer varios trámites en la Fiscalía.

Lilia no podía esperar, así que emprendió el viaje a Colombia para buscar a su hijo junto a sus hermanos.

“Si yo no decidía venirme el viernes de noche mismo, imagínese, sábado y domingo no trabaja la oficina. El lunes recién intentando ingresar los papeles para que el fiscal, si es que está en la oficina, pueda ver. Si yo les esperaba a ellos, posiblemente todavía hubiera estado en Otavalo”, expresó Lilia.

El viernes 9 de julio partieron hacia el norte, pero no le permitieron el paso debido a que la frontera permanece cerrada por las medidas de bioseguridad por la actual pandemia.

Entonces, Lilia y sus familiares pasaron por ´trocha´, es decir el camino no regulado de la frontera. Tomaron un bus en Ipiales y llegaron el sábado 10 de julio luego de casi 10 horas de viaje. Se dirigieron directamente a la ubicación que les había entregado el informante anónimo, se aseguraron que ese era el lugar por una camioneta parqueada en los exteriores de la residencia, pero para entonces eran las 17:00 y decidieron esperar hasta el día siguiente.

El domingo 11 a primera hora, Lilia y sus hermanos fueron a la policía y ahí les ayudaron con el operativo para recuperar al menor. Posteriormente, las autoridades de Colombia propiciaron el encuentro de la madre y su hijo. La alegría y el alivio fueron enormes según relata Liliana.

Sin embargo, como ella y su familia entraron de forma ilegal al país vecino, no pueden salir de allí y se les agotan los recursos. Así que se está gestionando una ayuda humanitaria para que les permitan retornar por la frontera. El Fiscal de Otavalo es quién les debe proporcionar este servicio, pero los trámites demoran. También, llamaron al consulado ecuatoriano en Colombia y les ofrecieron realizar las gestiones para que puedan retornar a Ecuador. Hasta el cierre de esta edición Liliana continúa en Colombia sin poder retornar.

Lilia hizo un llamado a la ciudadanía “para que sea más empática con nuestro dolor. Siguen los casos de desaparecidos. Hay muchos casos que no están todavía resueltos”. Además, manifestó que la difusión es clave y que gracias a esto hoy puede estar con su hijo. “Sigamos compartiendo las fotografías de todas estas personas. Cuando subimos a redes sociales estamos gritando auxilio, ayúdenos”, resaltó.

Contenido externo patrocinado