Lenín Moreno admitió que sus cuatro años de mandato 'han sido muy duros'

El Presidente saliente destacó su labor humanitaria al frente del país durante cuatro años y criticó fuertemente a Rafael Correa
14 de abril de 2021 17:45

Lenín Moreno admitió que sus cuatro años de mandato “han sido muy duros”, pero aseguró que hicieron “todos los avances posibles” para “recuperar al país, la institucionalidad, los derechos humanos, los derechos de prensa…”.

El aún Primer Mandatario dio una entrevista al canal internacional NTN24, este miércoles 14 de abril del 2021, en la que ponderó lo que realizó durante cuatro años. Allí precisó que su Gobierno se enfocó en la “megaobra que es el ser humano”. En este contexto destacó que triplicó el bono de la pobreza, lo hecho por las misiones Manuela Espejo, el plan Toda Una Vida y todos los proyectos de ayuda social.

“Nadie proporciona dignidad al ser humano, uno lo que hace es viabilizarlo”, resaltó Moreno en la entrevista.

También hizo énfasis en la “libertad de expresión” que tuvieron los medios de comunicación y el “respeto a los derechos humanos”.

Según Moreno, Ecuador se encaminaba a ser “otro estado narcodirigencial como era Venezuela (…) creo que hacia allá caminábamos, con una construcción de obras desaforadas para dejar su marca más o menos como Keobs, Kefrén…  con pirámides y grandes santuarios a costa de endeudarse desmesuradamente a nivel nacional e internacional, tomar recursos que no le pertenecían como los del Banco Central”.

Sobre la derrota de Andrés Arauz y el triunfo de Guillermo Lasso, el todavía Presidente se desmarcó y dijo que los “ecuatorianos son quienes deben sentir esa frescura” al elegir un candidato fuera del correísmo.

Moreno aseveró que no fue un traidor contra Rafael Correa -fue su vicepresidente en los primeros cuatro años-, “cuando uno verifica en la práctica que le han estado mintiendo con respecto a la economía, derechos humanos, a los crímenes de corrupción… todo lo contrario, traición sería no haber denunciado”.

Sin embargo, también admitió que tampoco dejará la “mesa servida” para la llegada de Lasso al cargo. “Lo que sí puede haber es condiciones adecuadas para salir adelante, reactivar la economía y continuar con el programa de vacunación, para que los ecuatorianos puedan volver a trabajar”, expresó.