¿Influye la pandemia en la democracia electoral?

En una campaña política lo que sobran son las ideas, lo que faltan son los votos.
03 de diciembre de 2020 08:00

El 7 de febrero del 2021 los ecuatorianos volverán a las urnas. Lo harán para elegir Presidente, Vicepresidente, cinco parlamentarios andinos y 137 asambleístas.

En total 13’099.150 de personas están habilitadas para votar, de los cuales 6’632.295 son mujeres y 6’466.855 son hombres. Un total de 12’688.911 votarán en Ecuador mientras que 410.239 lo harán en el exterior.

Pero, ¿qué tanto conocen los electores a los candidatos y viceversa?, ¿ha sido posible transmitir el mensaje de los candidatos en esta época de pandemia?

Para conocer más sobre este tema, la Universidad Casa Grande organizó la conferencia virtual “Publicidad Política”. La ponencia la desarrolló Roberto Chavarría, profesor del Máster de Marketing Político del centro Político de Miami y la Universidad Autónoma de Barcelona y presidente de la agencia de comunicaciones exponenciales, OI Comunicaciones.

El objetivo fue analizar las diferentes estrategias que se verán reflejadas en la campaña política del país.

Para Chavarría , el activo más importante con el que arranca una campaña es el nivel de conocimiento, lo cual no será posible para todos los candidatos por la pandemia de covid-19, pero quienes lo hagan tendrán un punto a favor, porque esa acción puede ser reconocida por los electores, al momento de ir a las urnas.

La pandemia, sin duda es una limitante para la democracia, no solo para los candidatos, sino para los ciudadanos porque no los conocen y será difícil identificarse con alguno de ellos.

Lo importante de una campaña y de sus candidatos -dice Chavarría-, es la verdad, lo primero es trabajar en la credibilidad y luego en el mensaje: “Al elector no se lo puede engañar, el sentido común impide creer en cosas que no se pueden creer. En una campaña política lo que sobran son la ideas, lo que faltan son los votos y eso es lo que hay que salir a buscar”. (I)