El Gobierno presenta en cifras la magnitud de los daños provocados por el covid y la respuesta del Estado

El pico más alto de pérdidas, dentro del periodo de estudio, se registró en el mes de abril.
22 de diciembre de 2020 20:32

En los salones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana tuvo lugar este 22 de diciembre el evento de socialización del “Informe de la Evaluación Nacional Posterior al Desastre – PDNA”. El informe presentado dimensionó los impactos y necesidades que planteó al país la emergencia sanitaria por la covid-19, así como cuantificó los costos que implica la recuperación.

La evaluación fue dirigida por la Secretaría Técnica Planifica Ecuador y apoyada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Unión Europea y el Banco Mundial, así como el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

En el estudio se analizaron los impactos macro económicos y fiscales, humanos, en infraestructura y en seguridad provocados por la pandemia durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020. 

En el estudio se estableció que el país registró pérdidas por 6.421,66 millones de dólares. El sector productivo fue el más impactado, con un 63.8% del total de las pérdidas; seguido del sector social, con el 20,2%; el de recursos naturales e infraestructura, con un 15.6%; y el de seguridad en un 0.4%.

El pico más alto de pérdidas, dentro del periodo de estudio, se registró en el mes de abril.

Los datos fueron presentados por la oficial del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, Nury Bermúdez, quien destacó que el informe es “el resultado de un trabajo continuo de dos meses realizado con más de 100 funcionarios del Gobierno”.

En cuanto al impacto humano, la evaluación evidenció que 12.5 millones de atenciones de salud no se realizaron, debido a la inasistencia de la población; 5.3 millones de estudiantes se vieron enfrentados a la virtualidad de la educación; 240.000 personas se desafiliaron de la seguridad social y más de 100.000 jóvenes, entre 18 y 29 años, perdieron su empleo.
Además, se registraron 25.254 llamadas por violencia intrafamiliar, de marzo a mayo; y 47 femicidios, frente a los 37 identificados en el año anterior.

Frente a la problemática presentada, el Gobierno Nacional trabajó en las acciones para paliar los efectos de la pandemia basado en cuatro ejes de acción: salud, alimentación, empleo y dolarización – según detalló la Subsecretaria de Evaluación de la Secretaría Técnica Planifica Ecuador, Guadalupe Recalde–.
El proceso incluyó la aprobación de “la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, la Ley de Apoyo Humanitario, el financiamiento multilateral y la entrega de bonos de protección familiar por emergencias a 950 mil familias”, señaló Recalde.

Entre algunas acciones estuvieron: la creación de 33 albergues durante la cuarentena, para personas en situación de calle; el plan educativo “Aprendamos juntos en casa”, para el año lectivo 2020-2021; “Reactívate Ecuador” y “Fondo Emprende”, para acceso a recursos; “Plan digitalización” para mipymes; operación de sectores estratégicos con medidas de bioseguridad, etc.

El canciller Luis Gallegos, por su parte, resaltó –durante el acto– que luego de un “trabajo intenso” de la Cancillería y de la solidaridad de los países, organizaciones no gubernamentales y los organismos multilaterales, el Ecuador recibió cerca de 600 millones de dólares en cooperación en este año, y dejará para el próximo Gobierno compromisos plurianuales con organizaciones no gubernamentales por 400 millones de dólares más.

“Desde el Ecuador valoramos los esfuerzos realizados por todos los actores en la entrega de esa ayuda humanitaria y pedimos continuar en este esfuerzo en beneficio de los más vulnerables”, destacó el Canciller.

En el evento participaron también la coordinadora residente de la Organización de Naciones Unidas en el Ecuador, Lena Savelli, la representante del Programa de Naciones para el Desarrollo, Matilde Mordt, y asistieron de forma virtual los miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en el país. (I)