Escritor Bruno Sáenz Andrade falleció a los 77 años

El también poeta quiteño estaba internado en un hospital por complicaciones de salud.
12 de enero de 2022 10:53

El poeta y escritor Bruno Sáenz Andrade falleció en Quito la tarde del martes 11 de enero de 2022, a los 77 años. Su muerte enluta al ámbito cultural del Ecuador.

Su familia confirmó el deceso, por un paro cardíaco, tras más de 10 días batallando contra un padecimiento en su intestino en un hospital de la ciudad. La noticia consternó a gestores culturales que consideraban a Sáenz como un baluarte de las letras.

Era miembro emérito de la Academia Ecuatoriana de la Lengua desde 2014 y en su larga trayectoria literaria publicó numerosas obras, como ‘El aprendiz y la palabra’, ‘Relatos del aprendiz’, ‘Comedia del cuerpo’, ‘1944’, ‘La promesa y la siega’ y ‘La noche acopia silencios’, entra otras.

Sáenz fue un apasionado de la lectura desde que tuvo uso de razón. De niño, siempre tenía un libro bajo el brazo. Fue el primero de sus hermanos y primos en leer por completo una antigua edición de El Quijote de La Mancha, obra que para todo niño era un reto en ese tiempo.

Abogado de profesión, por la Universidad Católica, en su vida laboral se desempeñó como director de la Escuela de Fiscales en el Ministerio Público, así como Subsecretario de Cultura. También estudió en Toulouse, Francia, donde fortaleció su amor por las artes.

Asiduo ponente en la Casa de la Cultura, en el Centro Cultural Benjamín Carrión, y en librería Rayuela, entre otras, Sáenz destacó por su intelecto y amplios conocimientos para conversar, por largas horas, sobre diversos temas. Otra de sus pasiones, que lo acompañaron toda la vida, fue la música clásica.

De un característico humor, Sáenz era un hombre muy querido. Por eso su fallecimiento generó decenas de comentarios en redes sociales para despedirlo por esta pronta partida.

Debido a la pandemia, su funeral será una ceremonia íntima con su esposa, Elena Kohls, su hijo Franz y sus cinco hermanos. También está planificada una misa virtual, a las 19:00, para que se conecten todos aquellos que deseen dar su último adiós a ese poeta, escritor y tan apreciado hombre de letras.

Link de zoom: https://us02web.zoom.us/j/81676215057?pwd=L3lYT0J4eDdyVmZteU93UHVpS1Rxdz09

El Telégrafo, y quien escribe esta nota, expresamos nuestras más sinceras condolencias a sus familiares y amigos cercanos. Conocí a Bruno muy de cerca y siempre recordaré de él su sencillez, su sabiduría, su risa luego de un chiste en un momento inesperado, su sinceridad, su cariño por la familia, sus ganas de vivir hasta el final.

En mi memoria quedará aquel día que asistimos a la Casa de la Cultura para la presentación de una de sus obras y nos tocó, a él y a mí, rebuscar por los pasillos del Palacio Benjamín Carrión una pequeña puerta lateral que nos permitiera ingresar al auditorio y abrir la entrada principal antes de que comenzara el evento, cerrada por un error logístico. Qué me iba imaginar a ese hombre tan intelectual en semejante situación de apuro y estrés, previo a dar un discurso tan elocuente como el de aquella noche.

Hasta siempre, querido tío Bruno. 

Contenido externo patrocinado