Conclusiones de la investigación de la UDLA sobre los fallecidos en el contexto de las protestas

La investigación arrojó como conclusión que no todos los 11 fallecidos de ese listado tuvieron que ver con las protestas de octubre de 2019.
09 de octubre de 2020 14:22

José Rodrigo Chalouisa, quien presuntamente habría muerto al ser atropellado por una tanqueta militar, según Defensoría del Pueblo, no existe de acuerdo al Registro Civil.  De nuestra investigación se desprende que hay un nombre parecido “José Rodrigo Chaluisa”, de Pujilí, aún está con vida, de acuerdo al Registro Civil.

Cuatro personas fallecieron en condiciones que apuntan al abuso de la fuerza por parte de elementos de seguridad pública:

Gabriel Angulo Bone, de 15 años, murió tras sufrir un impacto de bomba lacrimógena en su pecho.

Édison Mosquera, de 29 años, fue impactado por un proyectil que ingresó detrás de su oreja izquierda y se alojó en el tronco cerebral. Seis días después falleció en el Hospital Andrade Marín.

Edgar Yucailla, de 32 años, recibió un proyectil de un arma de fuego de carga múltiple, en la base del cráneo, el 29 de octubre. Él murió en el Hospital Eugenio Espejo.

Inocencio Tucumbi falleció por una fractura en la base del cráneo, que provocó una hemorragia cerebral. El Gobierno aduce que su muerte se produjo por una caída, sin embargo, expertos concluyen que, por la forma de la fractura puede ser por un golpe contuso, posiblemente de una bomba lacrimógena.

Tres personas fallecieron en accidentes de tránsito:

Abelardo Vega Caisaguano fue atropellado por un vehículo desconocido, al sur de Quito, mientras cerraba una vía. 

Silvia Mera, de 35 años, tuvo un accidente en moto en la vía Tabacundo – Malchinguí. Ella salió disparada de la parte trasera y fue trasladada a un centro de salud en Tabacundo, con traumatismo craneoencefálico grave, y dos días después falleció.

Raúl Chillpe, de 37 años, murió al ser atropellado en la vía Cuenca-Molleturo por un auto negro. Según sus familiares, la ambulancia no pudo llegar por las manifestaciones.

Dos personas cayeron desde un puente en el centro de Quito y las causas son todavía un misterio:

Marco Oto Rivera, de 26 años, con carnet de discapacidad intelectual del 46%, cayó del puente de San Roque en medio de las protestas. Su historia clínica dice que ingresó vivo, a las 19h16, con traumatismo craneoencefálico severo, lesiones al nivel de su cara, sangrado por nariz y boca; piezas dentales rotas y sangre en la cavidad oral, y falleció.

José Daniel Chaluisa murió tras caer también del puente de San Roque en medio de las protestas. Él presentó un trauma cervical y politrauma a casa de una precipitación accidental fortuita, según médicos legistas de la Fiscalía.

La última persona falleció en una riña con su vecino: Francisco Quiñonez fue asesinado por un vecino, al noroccidente de Pichincha, este caso no tuvo relación con las manifestaciones. Sin embargo, su nombre fue incluido en la lista de las 11 personas que murieron a causa de las protestas, según Defensoría del Pueblo. 

Es decir, no todos los 11 fallecidos en octubre de 2019 estuvieron relacionados con las protestas. Los datos se cotejaron en el Registro Civil: tres fallecieron en accidentes de tránsito, dos fueron atropellados en Quito y en la vía Cuenca-Molleturo. Otra señora tuvo un accidente en moto en la vía Tabacundo-Malchinguí, mientras dos personas cayeron desde un puente en el centro de la capital y las causas son todavía un misterio. Y un hombre murió en una riña con su vecino al noroccidente de Pichincha.

De nuestra investigación se desprende que del grupo de 11, no todos fallecieron como consecuencia del exceso de fuerza policial.