El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.2/Dic/2020

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

Suspendidas actividades por la celebración a la Virgen de El Quinche

La peregrinación fue prohibida por el momento que atraviesa el país por la emergencia sanitaria.
19 de octubre 18:12

La programación tradicional que se realiza a la Virgen de El Quinche queda suspendida. Es la primera vez en 417 años que los creyentes no podrán visitar a su patrona. No están autorizadas las noches de peregrinación, ni eventos por las vísperas, ni la fiesta de presentación de la Virgen María. En su lugar, recibiremos la bendición desde los aires.

Javier Piarpuzán, párroco del Santuario de la Virgen de El Quinche informó sobre los dos sobrevuelos durante el sábado 14 y domingo 15 a las 10h00. Además, las misas serán virtuales y serán transmitidas por los medios de comunicación. El viernes 20 de noviembre a las 19h00 y el sábado 21 de noviembre a las 10h30.

Juan Zapata, director del ECU 911 precisó que se trabajará inmediatamente en un plan de comunicación para difundir que todos los eventos están suspendidos y que el santuario no abrirá sus puertas. “La mejor decisión es no ir, hay que evitar posibles aglomeraciones y contagios.”

Los comerciantes que generalmente se ubicaban en los exteriores del santuario, serán reubicados. La supervisora de la Agencia Metropolitana de Control, Estefania Grunauer, señaló que el GAD Parroquial tiene la opción de extenderles permisos temporales. 

Los controles conjuntos entre la Policía Nacional y la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) se desarrollarán en los próximos días. Juan Manuel Aguirre, director de la AMT informó que vigilarán la circulación de vehículos y el cumplimiento de la restricción vehicular por las placas.

Desde la Iglesia hacen un llamado a la ciudadanía para evitar que el virus siga expandiéndose en la población. El Párroco del Santuario de la Virgen de El Quinche expresó “este año, por la vida, por la salud y por la familia, no peregrinemos al Santuario de El Quinche. La vida es un don que hay que cuidarlo.”

Es la primera vez que se suspende esta caminata de fe, que aglutina a un promedio de 700 mil fieles cada año, pero ahora por la pandemia, se pide a los creyentes recibir la bendición desde casa. (I)