En los aviones el aire se recambia cada dos o tres minutos

- 28 de septiembre de 2020 - 06:00
Airbus

La actual pandemia causó un impacto económico directo en las aerolíneas a nivel mundial. El cierre de aeropuertos y rutas, el temor de los pasajeros al contagio y las restricciones propias de cada país, confluyeron para poner en una situación compleja a las compañías aéreas de transporte de pasajeros.

Miles de empleos en riesgo y pérdidas económicas significativas son algunos de los estragos del nuevo coronavirus en este sector.

Sin embargo, con la flexibilización de los confinamientos, las aerolíneas buscan adaptarse a las nuevas circunstancias y continuar operando. Para esto es indispensable la aplicación de protocolos estrictos durante el embarque y en el vuelo. Nicolás Larenas, experto en el ámbito aeronáutico, considera que lo clave es reducir al mínimo la posibilidad de contagio. Recomienda el uso de mascarillas en todo momento, la instalación de cámaras térmicas en las terminales y que se garantice el distanciamiento entre los pasajeros y la tripulación.

“Independiente de la duración del vuelo el protocolo debe ser el mismo. La diferencia con un vuelo largo es que hay que ingerir alimentos, ese es el único momento en el que se debe permitir estar sin mascarilla” agregó Larenas.

Según Juan Carlos Inclán, subgerente de mantenimiento de Latam Airlines Ecuador, los aviones cuentan con un sistema de recirculación que permite el ingreso desde el exterior de nuevo aire. “Al interior de la aeronave hay un flujo vertical que hace que en ningún momento el aire exhalado por una persona flote en la cabina del avión, va hacia abajo y es expulsado de inmediato. Cada dos o tres minutos se tiene aire fresco, nuevo, que viene del exterior de la aeronave que vuela sobre los veinte mil metros de altura donde el aire es puro”.

Los fabricantes de aviones también están trabajando en nuevas tecnologías para mejorar la calidad del aire que circula en una cabina. Luis Barahona, ingeniero aeronáutico de The Boing Co, explicó que la mayoría de aviones que operan a nivel mundial ya están equipados con filtros de alta eficiencia HEPA (High Efficiency Particulate Air) lo cual representa una garantía para los pasajeros y tripulantes: “Este filtro ha demostrado un 99.99 por ciento de efectividad en retener virus, bacterias y hongos antes de ingresar a la cabina”.

Pero además, el fabricante de aviones Boeing y la empresa Honeywell están explorando tecnología con luz ultravioleta para la desinfección de superficies al interior de las aeronaves. “El levantamiento de las restricciones de vuelos obliga a las empresas a buscar nuevas alternativas. La seguridad del pasajero es lo primordial, debe tener la confianza de que no estará expuesto a peligrosas partículas durante su experiencia de viaje” agregó Barahona.

Pese a los estrictos protocolos y la implementación de tecnología, el número de pasajeros aún es bajo. Varias aerolíneas a nivel mundial apostaron por ofrecer promociones familiares y reducir el costo de los boletos aéreos. Daniel Leng, director Ejecutivo de Latam Airlines Ecuador, dijo que en julio reactivaron sus operaciones con menos del 2 por ciento de los vuelos y para septiembre no sobrepasan el 25 por ciento de su real capacidad; sin embargo, ahora sus itinerarios se ajustan a las necesidades de los pasajeros y pueden volar con la mayor flexibilidad comercial, es decir “pueden cambiar sus pasajes en caso de tener una complicación o comprar ahora y volar más adelante”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP