Un mal titular destroza la noticia y confunde

- 08 de julio de 2018 - 00:00

En periodismo ocurre que un titular mal construido cambia total y radicalmente el significado del mensaje que se quería dar al lector, lo confunde y abre la puerta a interpretaciones. Para que eso no ocurra, deben ser claros, concisos y precisos.

Poner buenos titulares ha sido siempre el reto en las salas de redacción. Es el elemento más relevante de la información y de nada servirá escribir un buen texto noticioso si los periodistas y editores no cuidan el título.

Estudios y expertos coinciden en señalar que la decisión de entrar o no a leer un contenido viene atada en un 80% por la expectativa que genera el título: influye en la lectura del texto que anuncia.

Con tanta razón resaltan que un periódico lleno de magníficos textos ofrecerá una imagen penosa si está mal titulado y apenas resultará atractivo. Incluso, un mal titular destroza una noticia.

Por el contrario, un diario que contenga textos regulares conseguirá cautivar al lector si los títulos son bien estructurados, bien escritos, bien pensados.

Uno de esos casos en donde el texto fue magnífico pero el titular mal estructurado se publicó en la página 13 de la Sección Justicia del viernes pasado: “Con 19 años fue condenada a cadena perpetua una asesina”.

Se informó sobre la decisión histórica que sacudió los cimientos de la justicia argentina, cuando el tribunal de la ciudad de Gualeguaychú condenó a Nahir Galarza a cadena perpetua por el crimen de su novio de 20 años. Se resaltó que “a los 19 años, esta asesina con rostro de niña se convirtió en la mujer más joven en ser condenada a la máxima pena estipulada en la ley penal argentina”.

Aquí, el orden de los factores sí alteró el titular y se prestó para confusiones.

Más a allá del pedido de réplica
En apego a la Constitución y la Ley, y por respeto a personas naturales y jurídicas que se sientan aludidas o afectadas con alguna noticia, en la página 8 del viernes publicamos el Derecho a Réplica solicitado por el gerente general (e) del BIESS, Francisco Vizcaíno Zurita.

Además, porque estamos conscientes de que el periodismo lo hacemos seres humanos proclives a errores producto de la falta de rigor, no de la mala fe. Sin embargo, sin pruebas, Vizcaíno asegura que la nota fue “maliciosa”. El respeto debe ser mutuo.
______________
Defensoría de las Audiencias, artículo 73 de la Ley de Comunicación.

Nelson Silva Torres
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Defensor del Lector

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: