Los párrafos largos dejan sin aliento al lector

- 05 de agosto de 2018 - 00:00

En el periodismo, para presentar una escritura fluida y dinámica al lector es menester utilizar correctamente los signos de puntuación y, sobre todo, evitar los párrafos largos, eternos e interminables, de manera especial los que son de una sola oración.

Para conseguir una buena narrativa en las notas periodísticas, los párrafos deben ser cortos, pero a su vez contundentes. Tienen que atraer y llevar al lector a “devorar” cada línea, hasta llegar al punto final.

Para ello, los periodistas, los editores y  correctores tienen que cumplir bien su tarea al elaborar o revisar los textos para identificar las palabras a eliminar.

Deben tomar en cuenta que el exceso de líneas que conforman un párrafo le vuelven una masa inacabable para la lectura, que aburre, fatiga y hasta deja sin aliento al lector.

Lo lógico es que la estructura de una buena noticia deje sin aliento al lector, no que la sobreabundancia de textos lo empachen o empalaguen. Los párrafos extensos no son digeribles y generan una especie de “indigestión” visual.

Los párrafos dilatados caben, tal vez,  cuando están llenos de detalles, de diálogos y de datos. Solo así no se vuelven cansados, incómodos, pesados y latosos para el lector, y más bien son líneas exquisitas en cuanto al lenguaje y su estructura.

El periodista debe dividirlos en párrafos cortos y acordarse de que existen los puntos aparte. Eso ayuda a descansar la vista y a hacer más fluida la lectura.

Si al leer un texto el mismo periodista se queda sin aliento, debe saber que es el momento de añadir un punto aparte para que no publique párrafos de 36 líneas, como ocurrió el martes pasado en la página 6 de la Sección Política, en la nota titulada: “Celi sugiere sanción para acumulación de frecuencias”.

El jueves, en la página 11 de la Sección Justicia, ocurrió algo similar en la nota “Carolina Astudillo declarada inocente”, cuyo segundo párrafo tenía 18 líneas.

En todo caso, el reto de periodistas, editores y correctores es mejorar la forma en que expresan sus ideas, y en ello juegan un rol importante los textos con párrafos cortos, precisos y concisos.

Hay que tener claro que, como en todo, más no siempre significa que es mejor.

___________

Defensoría de las Audiencias, artículo 73 de la Ley de Comunicación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: