¿Cuándo lo correcto se vuelve incorrecto?

- 27 de mayo de 2018 - 00:00

Los giros de 180 grados también se dan en el periodismo, y cuando son producto de la falta de rigor ultrajan u ofenden de palabra, letra y obra a la calidad del producto que se entrega al lector.

Esto ocurre al menor descuido de alguno de los integrantes del complejo engranaje de una sala de redacción, que son algo así como los puzzles o rompecabezas: se forman por un conjunto de piezas o roles independientes que se unen para formar una pieza única, el periódico.

Lo integran, según su jerarquía, el director y el jefe de redacción, quienes marcan la pauta de lo que se publicará con el consenso de todo el equipo; los editores, quienes coordinan a cada equipo de sección y se convierten en los portavoces y máximos responsables de sus áreas; los redactores (reporteros, fotógrafos, ilustradores y publicistas), que escriben o grafican artículos, entrevistas, crónicas y demás que conformarán el periódico. También los diseñadores, quienes estructuran y montan las páginas; los correctores, que se encargan de -como su nombre lo indica- corregir las faltas de ortografía, las incorrecciones lingüísticas o erratas que hayan en los textos.

Un giro de 180 grados, que en lenguaje coloquial supone un cambio radical en el sentido de las cosas, se dio el lunes a un párrafo de la nota titulada: “12 grupos armados operan en la frontera”.

Por un error del área de corrección se publicó: “El periodista colombiano Yamit Palacio catalogó al programa ‘Del otro lado de la frontera’ como un fracaso de la estrategia militar de su país”.

Hasta cuando el editor revisó y envió la nota a corrección, el párrafo no decía eso. Lo que el redactor escribió y debió publicarse era: “El periodista colombiano Yamit Palacio aseguró al programa ‘Del otro lado de la frontera’, que la estrategia militar colombiana fracasó”.

En corrección, si tenían alguna duda al revisar, debían llamar al autor de la nota o al editor para dilucidar y entonces clarificar el párrafo. No lo hicieron y cometieron el error, por ello publicamos una rectificación al siguiente día.

Vale decir que -aunque parezca un juego de palabras- en este párrafo lo correcto se volvió incorrecto al momento de corregir.

Presentamos disculpas por la equivocada edición de la nota y la lesión a la calidad. (O)

Nelson Silva Torres
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Defensor del lector
______________

Defensoría de las Audiencias, artículo 73 de la Ley de Comunicación.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: