Las enfermedades que matan a los ecuatorianos

- 11 de septiembre de 2016 - 00:00
Foto: cortesía

Los padecimientos cardiovasculares son la primera causa de muerte, le siguen el cáncer y las enfermedades respiratorias.

Hay muchas formas de morir, pero en Ecuador las enfermedades cardiovasculares son la principal causa, incluso  por encima del cáncer y las patologías respiratorias, segundo y tercer motivo de decesos en el país, según las últimas cifras del INEC.

Para el cardiólogo René Vicuña, los ecuatorianos aún están lejos de superar algunas de las enfermedades que más muertes provocan, porque su estilo de vida no ha cambiado.

“El 80% de estas muertes es evitable con una dieta saludable y ejercicio físico, pero predomina el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios”.

Según Vicuña, la prevención no empieza a los 50 o 60 años de edad, sino en la juventud, cuando es posible mantener una dieta equilibrada y saludable. “Es preocupante que el 40% de la población en Ecuador tenga sobrepeso”.

Con esta cifra concuerda el cardiólogo Fernando Montenegro, quien asegura, además, que entre el 10% y el 15% de los ecuatorianos tienen obesidad, un factor de riesgo que conlleva a la enfermedad cardíaca. Entre otras causas que predisponen a sufrir problemas del corazón se destacan la hipertensión arterial, la diabetes, el alto colesterol, el consumo de tabaco y la inactividad física.

Paola Jervis Solines, endocrinóloga, indica que la diabetes tipo 2, hace unos años, solo era atribuible a los adultos mayores; hoy son también los jóvenes quienes la padecen.

En el país, la diabetes tiene mayor prevalencia que la hipertensión, aunque la una se relaciona con la otra.

Esta enfermedad, según la OMS, es considerada la epidemia del siglo XXI, a tal punto que a escala mundial hay más de 422 millones de personas con diabetes y las previsiones son de casi 600 millones para el 2035.

“Más del 80% de las muertes por diabetes se registran en países de ingresos bajos y medios”, registra la OMS.

Si esta dolencia se tratara de un país y las personas con diabetes fueran sus ciudadanos, se hablaría de la tercera nación más poblada del mundo después de China y la India.

Sin embargo, el cardiólogo Fernando Montenegro dice que las enfermedades cardiovasculares lideran la lista de causas de muerte en Ecuador.

“Cuando se reúnen todas las causas, como infarto cardíaco, muerte súbita, enfermedades hipertensivas, falla cardíaca, tendríamos como primera responsable de mortalidad en el país a las patologías cardiovasculares”.

Las infecciones respiratorias también constan entre las principales dolencias que provocan  la muerte de los ecuatorianos.

El neumólogo Fausto Noboa Izurieta indica que las infecciones son un factor importante de deceso, sobre todo, en los extremos de la vida: en los niños y en los ancianos.

“Por desgracia en Ecuador no disponemos de un registro claro, porque la mayor parte de las papeletas de defunciones no siempre reflejan la realidad. Es muy probable que la neumonía sea un factor de muerte importante, principalmente, en grupos vulnerables”.

El médico insiste en que la aplicación de vacunas ayuda a la prevención de estas patologías.

“Felizmente hoy tenemos vacunas no solo para los más pequeños, sino también para adultos y ancianos, las cuales ayudan a controlar las principales causas de neumonía que son el neumococo y hemophilus influenzae”. Esta última es conocida comúnmente como Hib, bacteria que puede provocar infecciones graves, en particular en los niños.

La incidencia del cáncer en Ecuador es alta

De acuerdo con las cifras del INEC, el cáncer es hoy en día la segunda causa de muerte en Ecuador, una enfermedad que, al parecer, se ha extendido y que afecta a diferentes grupos etarios: niños, jóvenes y adultos. Según Édgar Rodríguez P., especialista, el diagnóstico de cáncer aumentó, porque la gente se preocupa más por realizarse chequeos  médicos periódicos y así prevenir esta enfermedad considerada catastrófica. Según el oncólogo, el cáncer más frecuente entre los hombres es el de próstata, estómago y colon, mientras que en las mujeres, es el cáncer de mama y del cuello uterino, pero en los últimos años, también se han incrementado los casos de cáncer de tiroides. Según los estudios efectuados, los cánceres que más mortalidad provocan son el de estómago y de colon, porque son más agresivos.

Por esta razón, asegura el médico, mientras más pronto se detecte la enfermedad mayor efectividad tendrá el tratamiento. “Cuando el cáncer está avanzado, solo es posible aplicar un tratamiento orientado a aliviar los síntomas y evitar que la enfermedad progrese con mayor rapidez”.

El cáncer, al igual que las enfermedades cardiovasculares, tiene factores de riesgo, es decir,  elementos que incrementan las probabilidades de desarrollarlo, por ejemplo el fumar, la edad de la persona o sus antecedentes familiares.

Sobre este último aspecto, Rodríguez precisa que los ecuatorianos no tienen una tendencia a generar un determinado tipo de cáncer, a diferencia de países como Japón y Chile, donde sus habitantes sí tienen más probabilidades de tener cáncer de estómago.

“No tenemos una predisposición marcada sobre una patología, pero es necesario estar pendiente de los antecedentes familiares”. César Paz y Miño, director del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad de Las Américas, sostiene que todos los seres humanos tienen factores genéticos que predisponen al cáncer.

“Todos tenemos genes de cáncer, pero están dormidos, inactivos. Hay factores que predisponen a que se activen y estos, por lo general, son de carácter ambiental. El 90% de cánceres en Ecuador se generan por un tema ambiental, por la presencia de contaminantes, como pesticidas”. Asegura que las zonas de explotación minera e hidrocarburos, predisponen a las personas a sufrir de cáncer, porque están contaminadas.

El 10% restante se da por  mutaciones (cambios de los propios genes) que ya están en el organismo y que, en un momento determinado simplemente se expresan.

El equipo dirigido por Paz y Miño ha constatado que hay cánceres que tienen frecuencias  y períodos de vida diferentes, lo que también influye en la respuesta al tratamiento médico.

Lo interesante —según el genetista— es que esto tiene que ver con la base genética de cada ser humano. Por ejemplo, la leucemia en Ecuador tiene un comportamiento un tanto diferente al del resto del mundo, porque hay unos cambios genéticos  que en el país son menos frecuentes que en otras latitudes, porque es una característica étnica.

Además, en Ecuador, hay un linfoma (un cáncer que comienza en las células del sistema linfático) que es menos agresivo y probablemente esa es la razón por la cual los ecuatorianos responden mejor a los tratamientos médicos.

¿Cuál es la causa de mortalidad en otros países?

En Europa, el cáncer ya superó a las enfermedades cardiovasculares, incluso ya es considerada la primera causa de muerte en España, al igual que en Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Eslovenia y Reino Unido, según lo revela un estudio publicado en agosto de este año, en el European Heart Journal.

Aunque el cáncer representa menos de la mitad del número de muertes que las enfermedades cardiovasculares en el conjunto de Europa han fallecido más hombres por cáncer que por enfermedades cardiacas, hecho que también ha ocurrido en Noruega e Israel.

En Asia, el cáncer también es una de las principales causas de muerte. Se  estima que las infecciones crónicas, los cigarrillos y la polución han contribuido a que se dispare esta enfermedad en China, con unos 4,3 millones de casos nuevos el año pasado y 2,8 millones de muertes.

De acuerdo con la revista Cancer Journal for Clinicians, en la que se publica -este año- un estudio dirigido por el científico Wanqing Chen del Centro Nacional de Cáncer en Pekín, el cáncer de pulmón es más frecuente en China. Los investigadores estimaron que en este país asiático,  habría causado 7.500 muertes diarias, y el responsable por un cuarto de estas sería el consumo de cigarrillos.

También se contempla la polución aérea exterior,  considerada una de las peores del mundo, la contaminación del aire dentro de las casas, por el uso de carbón y otros combustibles para calefacción, así como la contaminación en la tierra y en el agua potable.

Son estos factores los que exponen a los habitantes de este país a agentes contaminantes.

Mientras en China, el cigarrillo y la contaminación del aire provocan la muerte, en Rusia, el 25% de los hombres fallecen antes de los 55 años. Los expertos consideran que el alcohol y el tabaco son los responsables de esta mortalidad prematura.

Según un estudio publicado en la revista médica The Lancet, que analizó a 151 mil personas en Rusia durante 10 años, la ingesta de vodka es la principal causa del alto riesgo de muerte prematura en los hombres.

Las cifras son claras: el 25% de ellos fallece antes de los 55 años, una cantidad mucho más elevada que, por ejemplo, la de los hombres en el Reino Unido, que apenas llega al 7%.

A diferencia de estos países, en Japón, sus habitantes padecen menos enfermedades relacionadas con las patologías cardiovasculares. La tasa de obesidad en ese país es solo del 5%, frente al 33% en Estados Unidos. El secreto está en su dieta; las personas se alimentan de plantas durante toda su vida. Su almuerzo se compone de verduras salteadas, con patatas dulces y tofu: alto en nutrientes, bajo en calorías.

Las características étnicas también influyen

La comunidad científica ha observado que en el pasado, algunos individuos que portaban un gen con determinada mutación tenían ventajas frente a sus pares y, por ejemplo, no contraían enfermedades como la malaria.

Según un artículo publicado este mes en el diario El País de Uruguay, estas alteraciones no están presentes por igual en toda la población.

Al mismo tiempo, se ha demostrado que algunos grupos étnicos como los caucásicos, los afrodescendientes y los asiáticos presentan con más frecuencia determinadas fallas en alguno de sus genes, y, por lo tanto, son más proclives a desarrollar ciertas enfermedades hereditarias.

De igual manera, las personas afrodescendientes, por ejemplo, tienen más posibilidades de padecer hemoglobinopatías, las enfermedades recesivas más frecuentes  que se producen por un daño en la hemoglobina, proteína que está en los glóbulos rojos y que transporta la sangre a todo el organismo.

Un estudio de la Universidad de Alberta, en Canadá, concluyó que las personas asiáticas tienen 38,7% de probabilidades de morir de un problema cardíaco frente al 31% de los caucásicos. Si bien hay un factor étnico que podría predisponer a padecer una determinada enfermedad, ¿por qué hay tanta prevalencia de infartos en poblaciones que, al parecer, no reúnen estas condiciones?

Todo indica que el riesgo genético es solo uno de los componentes. Los hábitos poco saludables como la mala alimentación y  el sedentarismo, también pesan. En Ecuador, los accidentes de tránsito también son una de las principales causas de muerte. Según las últimas cifras del INEC, en 2014 provocaron  más de 3 mil fallecimientos.

Desde una edad temprana, los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en este tipo accidentes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: