El Telégrafo - Agencia AFP

Agencia AFP




El Partido de los Trabajadores quedó debilitado tras sufrir una derrota en las elecciones presidenciales. Pero obtuvo 56 diputados, la mayor bancada en la Cámara Baja desde donde vigilará la gestión del presidente electo de Brasil.