Redacción / AFP

→El príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, inauguró la Coalición Militar Islámica Antiterrorista (CMIA). Ellos prometen un combate permanente contra los grupos extremistas. Irán, Siria e Irak quedaron fuera del nuevo grupo.
Desde 2014 alrededor de 7.000 mujeres, niñas y niños yazidíes han sido secuestrados y sometidos a torturas y abusos por parte de sus captores.