Joven crea silla para las personas con paraplejia

- 06 de febrero de 2018 - 00:00
El dispositivo está colocado en la parte posterior de la estructura del asiento y al costado derecho, junto a la llanta, está la batería que es cargada con electricidad.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

El ecuatoriano Javier Jácome inventó un sistema especial para colocar al usuario verticalmente y que realice actividades cotidianas, y tenga independencia.

Las personas con discapacidad han sido su prioridad en el diseño de proyectos universitarios electromecánicos.

  Javier Jácome, egresado de la carrera de Mecatrónica de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) de Quito, creó una silla de ruedas bipedestadora, que permite a la persona parapléjica ponerse de manera vertical por algunos minutos.

“La idea es brindarles independencia para que realicen actividades cotidianas -como tomar un libro de un estante- sin necesidad de que alguien los ayude”, detalló el estudiante ibarreño.

El sistema diseñado, que fue el tema de su tesis de graduación, permite que el asiento de la silla se eleve y ubique al usuario de forma vertical. “Así alivia su cuerpo de la rígida posición en la que siempre se encuentra y mejora su funcionamiento”.

Tras seis meses de trabajo y de pruebas con distintos mecanismos, Javier elaboró un dispositivo que convierte el movimiento de rotación de un motor de batería en uno lineal -de empuje y halado-.

La persona con movilidad reducida solo tiene que aplastar un botón y el mecanismo se activa. Además cuenta con fajas para sujetarle  el pecho y las extremidades inferiores, con lo que se garantiza la estabilidad del usuario  una vez que adquiera la posición vertical.

El sistema es fácil de usar y se adapta a las sillas de ruedas comunes. Está controlado por un módulo (elemento con función propia) conectado a una batería de 12 voltios recargable (puede durar hasta una semana).

“Está calculado que diariamente la persona pueda desarrollar entre seis y ocho movimientos, por lo que la batería le dura tranquilamente el tiempo requerido”.

El dispositivo está diseñado para soportar una persona de hasta 150 kg de peso y su costo aproximado sería de $ 500.

 Una meta
Su anhelo es obtener financiamiento de las empresas para que los costos se abaraten y las personas con esta discapacidad accedan a la herramienta técnica.

Javier quiere contactarse con el presidente del Conadis, Xavier Torres, y también con el primer mandatario, Lenín Moreno, para que validen la iniciativa.

“Espero llegar a ellos para que conozcan este sistema que ya existe en otros países, pero no en Ecuador”.

La fisioterapista Adriana Romero considera que este mecanismo ayudará de forma positiva a las personas con paraplejia ya que podrán dejar su habitual posición.

“Evitaría la escoliosis progresiva, las escaras que se forman y también estabilizaría la pérdida de densidad del hueso”.

En Chile un invento similar permitió a Juan Ayala, quien nació con cuadraplejia, estar de pies por instantes. “Siempre tuve que ver para arriba, pero ahora lo hago de frente y ese pequeño detalle cambió mi vida”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: