Fuerte olor en el ambiente afectó varias zonas en el sur de Guayaquil

- 10 de agosto de 2017 - 00:21
Los alumnos relataron que estaban en clase cuando sintieron molestias en la garganta. Minutos después fueron evacuados.
Foto: Juan Carlos Holguín / El Telégrafo

Johnny (nombre protegido), de 13 años, estaba en clase de Lenguaje cuando comenzó a sentir irritación en la garganta y sus compañeros de salón empezaron a toser.

Eran cerca de las 17:30 del miércoles y en las instalaciones del colegio Amarilis Fuentes, en la ciudadela Covien, sur de Guayaquil, el malestar se propagó entre todos los estudiantes. La causa: un extraño olor que invadió no solo el plantel, sino todo el sector, incluyendo la ciudadela Los Esteros.

“Todos estábamos tosiendo y los profesores nos hicieron salir al patio. Al rato nos dijeron que se suspendían las clases y llamarían a nuestros padres para que nos vinieran a ver”, relató el menor, quien fue uno de los afectados por una nube que, según testigos, llegó hasta el lugar. Su origen sería una fábrica en el sector de la cooperativa Santiaguito de Roldós, en Fertisa.

La emergencia obligó a la evacuación de al menos dos planteles educativos: el Amarilis Fuentes y el Eloy Alfaro, en la ciudadela 9 de Octubre. Elementos del Cuerpo de Bomberos y Policía Nacional colaboraron en las evacuaciones.

El gas también causó molestias a los moradores de diferentes zonas en el sur de la urbe. “Yo estaba atendiendo normal a mis clientes cuando la gente empezó a pasar cubriéndose la boca y diciendo que les ardía la garganta. Minutos después yo también empecé a sentir el malestar”, relató a  EL TELÉGRAFO María del Carmen Mocha, quien vive en la ciudadela Los Esteros, frente al Amarilis Fuentes.

La mujer tiene en su hogar una papelería, de nombre ‘Los Esteros’, y al sentir los efectos de la sustancia extraña en el ambiente, optó por cerrar. “Esperé cerca de media hora y cuando vi que ya había pasado todo, volvía a abrir”, manifestó.

A las 18:30 la situación se normalizó. Un reporte preliminar de los organismos de seguridad señala que el gas emanó al encender unas calderas que se encontraban en mantenimiento en la fábrica, y el viento se habría encargado de esparcirlo por las zonas aledañas.

Mientras tanto, en las redes sociales hubo pronunciamientos sobre el acontecimiento. “Especie de polvo q no deja respirar al sur de la ciudad (esteros, fertisa) saben q puede ser? Parece neblina”. Así reportó vía Twitter @rainer_ramirez la situación en el sur de Guayaquil.

Por su parte, @KrystelEstrella advirtió que el olor tenía ya varios días. “Hoy fue más intenso”. Además pidió que “multen a esa empresa… es de días ese olor, más o menos de 4 a 6 y media aprox”. (I)

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: